martes, mayo 28

LA ESCUELAS DE LA CABA SE CAEN, PERO LA PRIORIDAD ES REFORMAR EL ESTATUTO DOCENTE

El día de hoy, mientras el Ejecutivo porteño, por intermedio de la Ministra de Educación, Soledad Acuña, argumentaba ante la Comisión de Educación de la Legislatura los objetivos del proyecto de ley de reforma el Estatuto Docente en la Ciudad de Buenos Aires; la comunidad educativa de la Escuela Comercial N°6 del barrio de Lugano cortaba el tránsito en la intersección de la avenida Escalada y la autopista Dellepiane para exigir obras «urgentes» de refacción», dado el deplorable estado edilicio de ese establecimiento escolar.

«Se cayó el techo de la biblioteca, hay riesgo eléctrico, faltan aulas y la mitad de los baños están inhabilitados: Hace años y tenemos solo dos para 1.200 estudiantes. La biblioteca está permanentemente inundada, perdimos mucho material. Cada vez que llueve tenemos que cortar las clases, hay riesgo eléctrico por una instalación caduca que se suma a las inundaciones», dijo Mara Laporte, docente del colegio «América», comercial con orientación en Economía y Administración.

La docente también informó que «hace años» el colegio hace reclamos «por vía administrativa, sin recibir respuesta», y que a fines de 2021, «después de dos años de pandemia y con el regreso a la presencialidad, el centro de estudiantes comenzó a movilizarse».

Desde ayer, docentes, alumnos y  familiares se encuentran en estado de asamblea permanente. Y, esta tarde, mientras Acuña argumentaba la iniciativa del Ejecutivo, la comunidad educativa del colegio «América», hacían un corte de calle, junto a gremios docentes y referentes comunitarios.

«A este colegio concurren estudiantes de la Villa Cildáñez, Villa 20, Ciudad Oculta y los barrios Samoré, Nágera y Lugano 1 y 2, es decir gente de clase trabajadora», relató Federico Manzone. El docente de historia, apuntó, también: «el edificio está preparado para 800 estudiantes y hay una matrícula de al menos 1.150 alumnos. Faltan cinco aulas».

Media hora antes del corte de calle, que se inició cerca de las 13, se acercaron a la escuela cinco funcionarios del Gobierno porteño para entregar un «acta de compromiso de obra», que fue analizado, en asamblea, después de realizar la protesta.

«Se decidió rechazar los plazos que nos plantean en el acta, que es empezar con obras a finales de abril y de mayo, y mañana plantearemos plazos más urgentes, porque si llueve esto se inunda otra vez y se electrifican las paredes», dijo Laporte.

Si no fuese tan real, este relato parecería una farsa. Mientras un colegio de la periferia metropolitana, saturado de alumnos y alumnas está a unto a desvanecerse en el aire, o en el peor de los casos derrumbarse. La Legislatura porteña, se apronta a dar tratamiento a la reforma del estatuto docente. ¿Se beneficiará así la calidad de edilicia de los establecimientos de enseñanza? Sin duda que no.

Exponiendo una serie de fotos, la legisladora porteña por el FITU, Alejandrina Barry, exigió la Ministra de Educación Soledad Acuña que solucione en forma urgente todas las problemáticas edilicias de la Escuela de Comercio 6 América en Lugano, más de 200 estudiantes movilizados por la situación edilicia, se les cae hasta la mampostería del techo.

 

Barry, se refirió también  a los recientes fallos de la Justicia respecto de la falta de vacantes y el pésimo servicio de comedor que el Gobierno de la Ciudad terceriza a través de concesionarios privados. “Hay dos fallos que hemos conquistado junto a mi compañera Myriam Bregman, el colectivo de ´Vacantes para todxs en la Escuela Pública´, docentes y familias que obliga al Gobierno de la Ciudad a otorgar las vacantes necesarias para los miles de niños y niñas que no pueden acceder a la escuela pública. Quiero saber cuál es su argumento para apelar el fallo y no cumplirlo tal como exige la justicia, así como también hace con el fallo sobre comedores escolares que establece que ´la comida que se sirve en las escuelas no responde a la dignidad de las personas´. Quiero que la ministra responda qué va a hacer con esto”.

Por su parte, Amanda Martín, docente, legisladora del mismo bloque que Barry y Secretaria Gremial del sindicato docente Ademys, señaló: “Esta reforma, lejos de responder a las necesidades emergentes de las escuelas en sus distintos niveles y modalidades, utiliza como «caballo de Troya» la titularización de la docencia del nivel medio que viene reclamando por el cumplimiento de sus derechos, para meter una reforma laboral encubierta”

La diputada, quién ha presentado desde su bloque proyectos que garantizan la titularización de los cargos docentes del nivel medio y superior entre otros, agregó: «El gobierno, que viene desfinanciando y degradando la Educación Pública, ahora pretende establecer el salario por mérito, una trampa, que oculta bajo un armado discursivo los problemas que ellos mismos generaron negándole la vacante a cientos de miles de estudiantes, debacle edilicia, abandono de la docencia y las comunidades durante los dos años de virtualidad escolar, falta de entrega de dispositivos y conectividad, ajuste y recortes en el presupuesto educativo y salarios docentes que apenas rozan el costo de la canasta básica. Llevamos una cantidad de preguntas ante los legisladores del oficialismo y a los funcionarios ministeriales, recogidas entre la docencia”

Los ejes centrales de la llamada Reforma Docente, ni tienen en cuenta, ni atienden temas edilicios, sino que se vinculan al sistema de ascenso en los niveles inicial y primaria, el incentivo salarial a los docentes que concurran a una «capacitación continua», un nuevo rol para el preceptor de la secundaria y una titularización «excepcional» de cargos interinos de escuelas de media, técnica, artística y Centros de Educativos de Nivel Secundario (Cens). En este sentido, desde la Unión de Trabajadores de la Educación (UTE) cuestionaron que el proyecto dado que: «omite de manera insólita en la titularización masiva a miles de trabajadores que se desempeñan en los 32 programas socioeducativos».

El proyecto ingresó a la Legislatura porteña el 3 de marzo con el objetico de «actualizar y jerarquizar la formación y los contenidos» de les trabajadores de la educación, según las palabras formuladas por el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, al dar comienzo del período de sesiones ordinarias.

«La idea es avanzar sobre la posibilidad de contar con roles y/o funciones que reconozcan la experiencia y el saber acumulado por los docentes que no desean pasar a desempeñar cargos de conducción y de supervisión, pero que están en condiciones de asumir otro tipo de responsabilidades que complementan y apoyan la tarea de la enseñanza», precisaron desde la titular cartera educativa sobre la propuesta, donde «se piensa en una trayectoria docente que, a través de la formación continua, permita el acceso a estas funciones diferenciadas con el objetivo de mejorar la práctica docente a través de diversos incentivos que incluya, formación específica, posibilidad de desempeñarse en funciones vinculadas al aula y reconocimiento salarial específico».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *