LA CIUDAD REFLOTA EL USO DE LAS TÁSER

El Observatorio de Derechos Humanos (ODH) de la ciudad de Buenos Aires repudió la intención de los funcionarios de la porteños de implementar el uso de pistolas Táser.

En el medio de la discusión sobre el nuevo Protocolo de Seguridad decretado por la ministra Patricia Bullrich, los funcionarios de la ciudad proponen adherir a esta nueva normativa implementando el uso de pistolas Táser. Marcelo D´Alessandro, secretario de seguridad porteño, sugirió “protocolizar el uso de armas no letales, como las Taser” para así sumarse a la doctrina que le da más poder a los agentes para el uso de armas.

En 2010 el Observatorio de DDHH de la Ciudad de Buenos Aires denunció ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) a la República Argentina por la violación de derechos fundamentales contenidos en el Pacto de San José de Costa Rica y en especial se viola el deber del Estado de prevenir la tortura, mientras no se prohíba la utilización de las Armas tipo Táser X26, dado que el uso de las mismas atenta contra de los derechos fundamentales del Pacto de San José de Costa Rica y viola el deber del Estado de prevenir la tortura. Ese año, el ODH junto a Carlos Pisoni de la Organización HIJOS, inició una acción de amparo para frenar aplicación por parte del Gobierno porteño, entonces a cargo de Mauricio Macri.

En el curso de esa causa judicial se demostró que las Táser implicaban un elemento de tortura y se denunció la existencia de gran cantidad de antecedentes a nivel mundial. También se puso en evidencia la que estas armas son “letales” dado que provocaron la muerte niños, mujeres embarazadas y personas que padecen afecciones cardíacas o trastornos psiquiátricos. En este sentido, organizaciones internacionales como las Naciones Unidas y Amnistía Internacional alertan permanentemente sobre su uso y exhortan a los distintos Estados a discontinuar con el equipamiento de las fuerzas de seguridad con estas armas, en tanto constituyen un “elemento de tortura”.

La Jueza de primera instancia Dra. Andrea Danas, como la Sala II de la Cámara en lo Contencioso y Tributario de la Ciudad hicieron lugar la medida cautelar y pusieron énfasis en la importancia de prevenir la tortura, comparando a la Táser con las picanas eléctricas utilizadas como elementos de tortura durante la última dictadura militar. Exigiendo al Estado porteño  “efectuar una visión más restrictiva conforme documentos internacionales sobre el uso de las Taser X26, desde la óptica de los derechos humanos”.

En 2015 el Tribunal Superior de Justicia de la Ciudad revocó el pronunciamiento de la Sala II y rechazó el amparo, esgrimiendo argumentos de estricta índole procesal. Decisión que fue recurrida por este Observatorio de Derechos Humanos ante la Corte Suprema de Justicia de la Nación que, en línea con el fallo del Tribunal Superior de la Ciudad, rechazó formalmente la medida cautelar interpuesta. Tras lo cual la denuncia fue elevada a ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos para que adopte la resolución adecuada del caso y prohíba el utilización de las pistolas Táser por parte de las fuerzas de seguridad locales. Esta petición contó con el acompañamiento de gran cantidad de instituciones y organizaciones de derechos humanos, como Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora, Adolfo Pérez Esquivel, Premio Nobel de la Paz – SERPAJ, Miguel Ángel Estrella, Presidente de Fundación Música Esperanza y Embajador de la Buena Voluntad UNESCO, APDH, HIJOS, Centro de Profesionales por los Derechos Humanos (CEPRODH), entre otras agrupaciones y personalidades.

Hasta tanto se logre el pronunciamiento de la CIDH, los tres poderes del Estado argentino deben tomar las medidas efectivas para evitar todo tipo de violación de derechos, abuso, maltrato o pena inhumana o cruel por parte de las fuerzas de seguridad.

Ante la escalada represiva por parte del gobierno nacional y de la ciudad, el ODH advirtió que “ninguna ideología puede fundamentar válidamente el incumplimiento de la Constitución y las leyes”.