martes, septiembre 29

LA ALTA MESETA DE FERNÁN QUIRÓS

La meseta es alta,  de entre 1.100 y 1.300 casos de coronavirus. Lleva 9 semanas enteras el alto amesetamiento, asegura el ministro de salud porteño Fernán Quirós que asegura, también, que en las últimas dos semanas los casos están descendiendo, sin embargo considera que “la epidemiología de la Ciudad no está suficientemente descendida como para activar actividades en las áreas cerradas, en ninguna de las dimensiones”. Con lo que se infiere que se descartará la apertura de gimnasios.

Este fin de semana, el total de contagios por coronavirus en la Ciudad de Buenos Aires se situó en los 101.107 casos desde la llegada de la pandemia a nuestro país, cifra que se desprende de un total de 464.007 hisopados realizados desde el mes de marzo, que arroja un índice de positividad (casos confirmados sobre pruebas realizadas) acumulado de 41,1%. En tanto que el número de fallecidos es de 2.846 decesos. Lo que indica una tasa de letalidad, es decir, el porcentaje de decesos sobre diagnósticos positivos,  es del 2,56%.

Al ser consultado sobre las estadísticas que indican que la Argentina ocupa el quinto puesto a nivel mundial entre los países con más casos graves, contestó: “He dicho una y mil veces que es una forma poco profesional de analizar los datos”. En este sentido, el funcionario explicó que “la pandemia está en la zona americana hace más de dos meses y, naturalmente, en estos dos meses todos los indicadores de actividad van a ser mayores en la región”.

“Esa comparación no da ningún dato ni cuali ni cuantitativo más que decir que la pandemia está pasando por la zona americana”, aseveró Quirós, quien sostiene que “Argentina ha sido uno de los países que ha progresado más lentamente por la cuestión de la cuarentena precoz y naturalmente va a ser uno de los países en que va a terminar más tardíamente”.

El ministro porteño reiteró la idea de que la zona del AMBA fue “la primera en activarse, ha sido la primera en estabilizarse, con subidas y bajadas y va a ser la primera en desandar”.

Por otra parte, consultado sobre la la columna de opinión del expresidente Mauricio Macri, quien aseguró que “se utilizan las restricciones sanitarias para impedir la libre circulación de los personas”, además de buscar el “control social”, el ministro dijo que “desde hace dos meses estamos trabajando en un plan de reapertura de la Ciudad, vamos progresando en la medida que la epidemiología lo va permitiendo”.

“No siento que nosotros no estemos caminando ese camino, siempre de manera progresiva y paulatina”, agregó.

Sobre la relación con la Nación tras el recorte de fondos coparticipables que recibe la Ciudad, remarcó: “Estamos transitando una pandemia que ha destruido y ha dañado todas las dimensiones del mundo en todas las ciudades del mundo, de manera que el escenario es demasiado doloroso, demasiado profundo como para anteponer algún nivel de daño en el diálogo”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *