sábado, octubre 31

HOMENAJE A LAS VÍCTIMAS DE LA VILLA 31

La Legislatura de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires declaró este jueves durante la Sesión ordinaria su profundo pesar por el fallecimiento de los referentes sociales de la Villa 31, Ramona Medina, Víctor “Oso” Giracoy y Agustín Navarro, luego de haber contraído Covid-19, por iniciativa de las legisladoras del Frente de Todos, Lucía Cámpora y Ofelia Fernández.

Al hacer uso de la palabra, Lucía Cámpora recordó a los tres referentes barriales e indicó: “Llevamos dos meses de pandemia y todavía la Ciudad no tiene un protocolo específico para villas, asentamientos y barrios populares. Cuando la emergencia sanitaria pase, el coronavirus se va a ir, pero la desigualdad va a continuar y tenemos que construir las herramientas para seguir combatiendo este flagelo que aqueja a muchos porteños y porteñas”.

En el mismo sentido, Ofelia Fernández sostuvo que “las vecinas y vecinos de los barrios populares de la Ciudad le hacen frente hace años al abandono del Gobierno. La organización colectiva apenas alcanza para la supervivencia y en este contexto el Gobierno de la Ciudad tiene que dar respuestas contundentes y urgentes. Los parches que se ponen ahora no alcanzan para tapar la miseria estructural. Necesitamos un protocolo para actuar de forma integral ya, pero además hay que repensar la política a largo plazo y cambiar drásticamente las prioridades”.

Por su parte, Victoria Montenegro, expresó: “Nos duelen las muertes porque sentimos que quizás las podríamos haber evitado si hubiera estado el Estado presente. Insistimos con los protocolos en las villas porque consideramos que son necesarios. Nos pusimos desde el primer día a disposición para poder trabajarlos juntos porque advertimos que de lo contrario íbamos a tener un grave problema en las villas”.

“Es una suerte que enfrentamos esta pandemia con un Ministerio de Salud de la Nación porque no sé qué hubiera pasado si tuviéramos hoy una Secretaría de Salud. Estuvimos semanas pidiendo hisopados al Gobierno de la Ciudad. Si finalmente el Estado llegó a las villas fue gracias al Gobierno Nacional que llevó el programa Detectar, si no, esos hisopados no se hacían”, señaló.

Finalmente, Laura Velasco aseguró que “Ramona, el Oso y Agustín Navarro, militantes populares muertos de la villa 31, expresan como hoy son los movimientos sociales quienes están poniendo el cuerpo a esta pandemia en los barrios vulnerables de nuestra Ciudad”.

Y añadió: “Necesitamos avanzar sobre herramientas concretas que pongan allí la presencia del Estado de la mano de las organizaciones sociales; y esos son los proyectos que tenemos que discutir en esta Legislatura, para acompañar a quienes con un gran compromiso están sosteniendo el cuidado de los vecinos y las vecinas, porque en el barrio, si no hay un comedor abierto, si no hay un merendero, se mueren de hambre”, concluyó

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *