HAY PALABRAS ALREDEDOR DE ESTE CUERPO

Presentación del libro “Hay palabras alrededor de este cuerpo”, dedicado Santiago Maldonado, joven desaparecido por la Gendarmería Nacional en Puf Lof por Gendarmería Nacional el 1° de agosto del año pasado durante en un violento operativo en la Comunidad Mapuche “Pu Lof” en Resistencia, departamento de Cushamen, provincia de Chubut. Encontrado muerto, en circunstancias que nunca se terminan de esclarecer,  tras 78 días de reclamo popular y a pocos días de la celebración de las elecciones nacionales.
La actividad, organizada por  Centro de Estudiantes de Crítica de Artes de la Universidad Nacional de las Artes, contará con un panel integrado por escritores, compiladores y editores: León Pereyra, Gaby Mena, Fernanda López y Juan Carrá y se desarrollará el jueves 31 de mayo a partir de las 18 en calle Bartolomé Mitre 1869 PB.

Esta será la primera de una serie de presentaciones cuyo objetivo es visibilizar la participación de compañeros y compañeras como también de los y las docentes del área transdepartamental de crítica de artes en una literatura comprometida con lo social. Demostrar cómo el escritor otorga voz a quienes no la tienen. Analizar cómo ante la tragedia la única aproximación es a través del arte, lo innombrable se vuelve necesario a través del filtro que esta provee. Literatura como una herramienta política al momento de construir las identidades de hoy en día. En épocas de retroceso de derechos, que el arte se vuelva la trinchera necesaria para defenderlos.

Dice Laura Camargo,  sobre este libro: “Desde su portada Santiago nos mira, así como desde el interior de sus páginas, varios autores despliegan versos que buscan dar cuenta del dolor, la impotencia, pero sobre todo, reiterar que el caso de Santiago no se olvidará a pesar de que los medios dejen de dedicarles titulares.
A través de esta recopilación se recuerda a Santiago como un símbolo de lucha por las causas que se consideran justas, como una víctima de la mano más oscura de los conflictos de intereses corporativos, como alguien que no fue protegido por quienes debían velar por su integridad.
Es así como podemos ver circular libritos azules de 78 páginas con el rostro de Santiago impreso, repartidos sin costo alguno por sus autores que tan solo quieren que no nos olvidemos de él, aunque haya pasado el boom mediático que lo tuvo presente en los titulares de algunos medios y en las redes sociales y, sobre todo, aspiran a que nunca más se repita su historia con otros rostros”.