FERIAZO EN DISTINTAS PLAZAS PORTEÑAS

Desde el miércoles 19 de septiembre hasta el viernes 21, de 10 a 16, 200 familias nucleadas en la Unión de Trabajadores de la Tierra (UTT) venderán frutas y verduras a bajo costo en las principales plazas de la Ciudad. La actividad, denominada Feriazo por sus organizadores, se desarrolla como medida de protesta por el aumento a los servicios públicos, los combustibles y la falta de políticas publicas para fomentar la “Agricultura familiar”.

La venta de productos agrícolas se hacen a 10 pesos. Y se llevara adelante mañana, miércoles 19 de agosto, en Plaza de Mayo y Plaza Constitución. El jueves 20, en Plaza Once y Plaza Constitución. Y el viernes 21 en Plaza Once, Plaza Constitución y en Plaza Retiro.
Los trabajadores y las trabajadoras de la tierra producen el 60% de los alimentos consumen en el país. No tienen ningún tipo de protección legal, ni si quiera la tierra que trabajan les pertenece. Hace dos años, en lo que se denominó el Primer Verdurazo en Plaza Congreso, presentaron ante el Congreso de la Nación un proyecto de ley para que se regule y facilite el acceso a la tierra. Nunca fue tratado.

El Feriazo que desarrollarán a partir de mañana en distintas plazas de la Ciudad se hace a manera de protesta por la suba de los costos de producción, la baja de las ganancias, la falta de políticas públicas que amparen esta labor y la sanción de leyes, como la Ley Monsanto, que expulsa a estos trabajadores de las tierras que arriendan para poder producir.

Actualmente, en la Comisión de Agricultura de la Cámara de Diputados hay cinco proyectos presentados y un borrador propuesto por el Ejecutivo, este último, autoriza a las empresas a apropiarse de semillas bajo la figura de la propiedad intelectual y el Instituto Nacional de Semillas (INASE), que, en uso de poder de policía, podría acceder a los campos. Incluso, este instituto también podría delegar esta facultad a un ente privado.

“Quienes trabajan la tierra están en una profunda crisis. Más del 70% de las familias agrícolas deben pagar alquileres que suben cada vez más rápido, costos en dólares, ninguna apoyo del desguazado ex Ministerio de Agroindustria y el abuso de los intermediarios que pagan una semana tarde y al precio que dicen haber vendido en el Mercado Central”, alerta la UTT en un comunicado de prensa.

Esta organización, considera necesario ir hacia “un sistema alimentario más justo para que el pueblo pueda acceder a comida saludables. En este sentido, uno de sus objetivos es la reconversión total del sector hacia la agroecología, es decir sin agrotóxicos. Rechazan la modificación de la ley N° 20.247 de semillas y creaciones fitogenéticas que data de 1973, la que permitiría la privatización de su uso en favor las grandes corporaciones agroalimentarias.