domingo, octubre 24

CONTINÚA LA POLÉMICA POR EL INICIO DE CLASES PRESENCIALES EN LA CIUDAD

En medio de la polémica entre el Gobierno porteño y la comunidad educativa, que reclama mayores medidas de seguridad para retomar las clases presenciales el próximo 17 de febrero, al menos 10 docentes de los colegios Otto Krause y la escuela número 12 del barrio de Núñez dieron test positivo de coronavirus, informó el Ministro de Salud porteño, Fernán Quirós.

De acuerdo a la información oficial difundida ayer por el ministerio de Salud de la Ciudad, 2.403 personas fueron analizadas en los tres centros exclusivos para personal docente y no docente de nivel inicial, primario o secundario.

En este sentido, el funcionario precisó que «Con la estrategia de testeo que vamos llevando adelante ya hemos identificado diez personas que eran positivas al virus». En tanto que afirmó que «todos los encuentros que van haciendo los docentes en la planificación son de manera cuidada, son de muy bajo riesgo, de bajísimo riesgo».

Acuña y los protocolos
En el empeño por forzar el inicio de las clases presenciales el próximo lunes, la ministra de Educación porteña, Soledad Acuña, adelantó el martes que se utilizarán espacios en centros culturales, clubes y bibliotecas de barrio y aseguró que estos espacios ya cuentan con criterios de seguridad. «Este modelo  permite que todos los chicos puedan ir todos los días al menos una jornada simple».

Respecto al protocolo escolar, Acuña, sin abundar en detalles dijo que contempla  «dos grandes criterios de garantía respecto al cuidado que tiene que ver con el distanciamiento y con la ventilación que debe haber en los espacios donde se trabaje».

«Estos dos elementos- distanciamiento y ventilación- es lo que determina cuántos chicos puede haber en cada escuela», remarcó Acuña y explicó que el protocolo contempla que se puedan usar todos los espacios del edificio escolar, no solamente las aulas», añadió.

Sobre el transporte, la funcionaria dijo que según el relevamiento que tienen «en primaria el 70 % de las familias se traslada por medios propio solo el 30% utiliza el transporte público», mientras que, en la secundaria «el 40% lo usa». En ambos casos, cuando de transporte público se trata, la opción mayoritaria (90%) es el colectivo, de manera que aseguró que  está  trabajando junto a Nación «en la ampliación de los servicios de todos los interurbanos para quienes vienen desde la provincia de Buenos Aires a las escuelas públicas» del distrito porteño.

La voz de les docentes
Por su parte, en declaraciones a la prensa, la secretaria general del sindicato de maestros Ademys, Mariana Scayola, no descartó que ese gremio disponga medidas de fuerza ante el inicio del ciclo lectivo en la Ciudad de Buenos Aires.

«Tenemos asamblea esta semana, el jueves, y no descartamos que haya medidas de fuerza, porque es mentira lo que dice el Gobierno, no es una presencialidad segura”, dijo la dirigente gremial y agregó  que “el panorama es complicado, y además estamos volviendo a las escuelas con el salario del año pasado, devaluado por la inflación”.

Scayola insistió en que “No hay condiciones para la presencialidad si siguen insistiendo con este protocolo, que ahora la propia ministra (Soledad Acuña) empezó a relativizar”.

“Hay escuelas -explicó- que no están ventiladas ni tienen un metro y medio de distanciamiento. En estas condiciones hay que dividir los grupos en dos, pero no ponen más maestras”.

La referente de Ademys, uno de los 17 gremios con representación en la Ciudad, afirmó que “hay cosas concretas para aplicar cualquier protocolo, y es poner más cantidad de docentes y acondicionar espacios que no tienen ventilación”.

Opinó que, “decirles a la familias que está todo bien cuando sabemos que no es así, resulta preocupante” y sostuvo que “ayer los colegios no tenían para medir temperatura, no había elementos de higiene y en algunos casos no funcionan los baños, lo que nos pone en riesgo a nosotros y a los chicos”.

Scayola remarcó que tampoco está resuelto el tema del transporte: “Ellos dicen que docentes y alumnos tenemos prioridad, pero la realidad es que los colectivos cuando están llenos no paran y en el tren se viaja hacinado”.

Asimismo, argumentó que, “seguramente», se irá hacia «un esquema mixto (de presencialidad y trabajo a distancia), pero para eso tienen que garantizar computadoras y conectividad”.

“Lo que va a pasar -continuó- es que se aplicará poco este protocolo y se van a generar contagios, y con las condiciones que estamos viendo será una explosión de casos”.

La líder sindical subrayó que, en la medida en que el Gobierno porteño «no presenta el sistema mixto como opción, no se hace cargo de cómo implementarlo».

«En definitiva, los chicos no van a tener esa presencialidad todos los días, tendrán menos días o menos horas, enfatizó.

“Además -indicó- el sistema mixto le da respuesta a todas esas familias que no quieren mandar a los chicos a las escuelas porque tienen un familiar en grupo de riesgo o no quieren viajar hacinados en transporte público”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *