domingo, abril 14

«CLOSETS DECONSTRUIDOS»

por María Alicia Alvado

Cuatro viejos armarios fueron la materia prima elegida por el artista plástico Leandro Frizzera para confeccionar los cuatro murales-retratos de referentes LGBTIQ+ que conforman “Closets deconstruidos”, una muestra itinerante que apuesta a la transformación de este objeto símbolo de la represión de las disidencias sexuales en una obra de arte de reafirmación y homenaje.

“Fuimos a lugares donde se venden muebles viejos y compramos cuatro closets con el muralista Leandro Frizzera, quien fue el encargado de crear los retratos de Carlos Jáuregui, Lohana Berkins, Mocha Celis e Ilse Fuskova con los pedacitos de esos armarios usando la técnica de taracea”, dijo Marcelo Vega, coordinador de producción de la agencia creativa Hoy by Havas que ideó el proyecto llevado adelante por la UNPFA.

Por su parte, la jefa de Oficina del Fondo de Población de las Naciones Unidas en Argentina (UNFPA), Mariana Isasi, explicó que la utilización de armarios obedece a su funcionamiento como “una metáfora de la represión” de las orientaciones sexuales o identidades de género que escapan de la cisheteronorma, y que puede operar a diferentes niveles, “ya sea internos, sociales, familiares o comunitarios”.

“La muestra intenta problematizar, por un lado, la creación de estos closets que todavía existen y que necesitamos que desaparezcan -por eso hablamos de deconstruirlos-, y, por otro, que una vez que se instalan estos closets, no debería ser una obligación (para quien está adentro) salir, como si fuera un mandato que las personas LGBT tengan que hablar de su sexualidad”, dijo.

“Mientras quienes somos heterosexuales no estamos declarando habitualmente sobre nuestra sexualidad, con quién estamos, nuestros vínculos socioafectivos; sí les pedimos que a las personas trans, gays, lesbianas que tengan que manifestarse al respecto”, agregó.

La primera parada de esta muestra itinerante fue el Alto Palermo Shopping, de la ciudad de Buenos Aires, donde pudo verse de manera libre y gratuita el viernes 17 de febrero, cuando se trasladó al Abasto Shopping donde permanecerá hasta el 5 de marzo.

El 26 de marzo la exhibición arribará al Alto Avellaneda desde donde partirá el 3 de mayo rumbo al DOT donde se prevé realizar una actividad de cierre el 10 de mayo.

El artista plástico Leandro Frizzera explicó que se optó por armarios de madera porque este material “es un elemento fácilmente transformable y reutilizable”.

“Los armarios fueron desarmados, no destruidos, y también se usaron partes que no son de madera como perillas, bisagras, ornamentos metálicos y espejos que tienen este tipo de placares de estilo rococó o provenzal fabricados en los años ’30 y ’40”, dijo.

El muralista explicó que la técnica de la «taracea» con la cual fueron confeccionados los murales consiste en una especie de “collage de madera” que “se utilizó mucho en muebles de alta calidad, que intentaban además de ser un mueble utilitario tener un impacto artístico fuerte” entre los años 1915 y 1930.

“La diferencia que tiene con la taracea clásica es que acá agregamos tridimensionalidad, porque usamos piezas de los closets que salen del plano superficial de las obras, que no son murales planos”, agregó.

De dos metros por dos metros, cada mural está montado en un arnés de hierro forrado en madera que en uno de sus laterales lleva inscrito un código QR que permite ingresar a la página oficial de la muestra donde se pueden leer las biografías de los cuatro referentes retratados así como ver un video que refleja el proceso de realización y donde activistas LGBTIQ+ actuales relatan cómo fue su salida del clóset.

Ahí, el titular de la Fundación Igualdad, Pedro Paradiso Sottile, el conductor Jey Mammon, la actriz Leticia Siciliani, el periodista Franco Torchia, y las actrices trans Mariana Genesio Peña y Costa cuentan su propia experiencia de salida del armario.

“El concepto de closet empecé a vivirlo, jugando frente al espejo, maquillándome a escondidas. Tanto estar en el closet como tener la presión de salir del closet son innecesarias, incómodas para cualquier persona”, dice Genesio.

“Entiendo que es insoportable vivir sin poder ser vos. Cuando yo pude con mi familia hablar de mi identidad, ahí apareció Jey la persona y no el personaje. Mi deseo genuino es que no haya más closets. Hay que crear una sociedad donde no haya que aclarar nada”, aportó Jey Mammon.

Por su parte, Juliana Monsalvo, jefa de Marketing de IRSA, planteó que “la muestra representa uno de los valores que hacen a nuestra empresa, el de apoyar y promover la diversidad, y respetar la libertad de que cada persona sea quien quiera ser, sin condicionamientos”.

“La idea fue hacer algo artístico con algo que alguna vez encerró prejuicios, dolor y angustia, para también expresar libertad y homenajear a estos referentes de la lucha por los derechos de la comunidad LGBTIQ+ Argentina”, dijo Vega.

A su turno, Isasi apuntó que la muestra refuerza la idea de que “el closet se puede deconstruir, que se puede vivir una vida distinta, positiva, sin necesidad de estar encerrados en estos closets propios y ajenos”.

“Y lo que el arte permite es poder decir todo esto en estos murales e interpelar al público que está frente a estas obras en espacios donde uno en general no está mirando murales como es un shopping”, agregó la titular de la UNPFA.

Finalmente, Vega, de la agencia creativa, destacó la idoneidad de un espacio como el shopping para este tipo de muestra porque allí “va todo tipo de público” entre el que siempre puede haber “gente que no tienen ni idea quiénes son estos referentes” y puede interesarse en conocerlos a partir de esta experiencia, pero además la idea era “exponerla donde lo pueda ver la mayor cantidad de personas”.

Foto / Fuente: Télam

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *