martes, febrero 7

CENTRO CULTURAL BORGES. UN AÑO DE GESTIÓN PÚBLICA

Hace menos de un año, el 18 de marzo de 2022, el Centro Cultural Borges reabrió sus puertas al público bajo gestión estatal, recuperando así un sitio emblemático para la expresión de la diversidad cultural de nuestro país, donde las artes visuales, la fotografía, la literatura, la música, el tango, las letras y la danza se manifiestan de múltiples formas, entre exposiciones, conciertos, conferencias, seminarios y más.

El público y los artistas volvieron al Borges y lo hicieron propio. Cerca de doscientas mil personas colmaron sus salas bailando, escuchando música, debatiendo, reflexionando, leyendo, expresándose. La programación comprendió ochocientos eventos a lo largo del año, que involucraron a cientos de artistas, técnicos y asistentes que pudieron trabajar y volver a desarrollarse profesionalmente luego de la pandemia. En esta reapertura, el Borges fue escenario, platea, escuela, milonga de tango, club de jazz, galería, espacio de reflexión, encuentro y biblioteca.

Bajo la dirección de Ezequiel Grimson, dirección de programación de Jimena Pautasso y dirección de producción de Natalia Bellotto, el Borges, en cuyo edificio se estableció por primera vez el Museo Nacional de Bellas Artes —aquel de Schiaffino en el Bon Marché—, dialoga hoy con nuevos museos, obras y artistas, y con todos, con las memorias de ayer y las creaciones de mañana.

Actualmente, el Borges es una de las sedes de la 110.ª edición del Salón Nacional de Artes Visuales, que exhibe en sus salas ciento treinta obras seleccionadas y premiadas de artistas de todo el país.

Las artes visuales volvieron a brillar en los trabajos de Yuyo Noé y de León Ferrari, en las exposiciones desarrolladas por el Palais de Glace, en las muestras del programa La línea Piensa (de Yuyo Noé y Eduardo Stupía), en la Reserva-Taller Libero Badii y en la exposición El caso Breccia, entre otras actividades de gran relieve. También se albergó una exposición de la Fundación Mercedes Sosa dedicada a la gran cantora argentina y se produjo la maravillosa Marcos López: Clásico y Moderno, en la que el artista intervino fotografías antiguas y fue su propio curador. Otros eventos destacados fueron la instalación de los pañuelos intervenidos por veintinueve artistas contemporáneos, realizada como apoyo y compromiso con la búsqueda continua de Abuelas de Plaza de Mayo —en el marco de sus cuarenta y cinco años de lucha—, y la exposición de dibujos de Miguel Rep Mundialitas, dedicada a la historia de los mundiales de fútbol.

También el Borges se convirtió en un espacio donde el Tango, que adquirió centralidad gracias a la participación de grandes referentes del género como Amelita Baltar, Diego Schissi, Julio Pane, Escalandrum, Juan Cruz de Urquiza, Javier Malosetti, Hernán Jacinto, Carlos Aguirre, Coqui Ortiz, Liliana Herrero, Liliana Vitale y Carmen Baliero, entre otras muchas figuras. Y es de destacar también la gran calidad artística de los ciclos Industria Nacional, de música contemporánea —curado por Marcelo Delgado—, y Experiencias en Escena, dedicado a la danza, con curaduría de Adriana Barenstein.

El 11 de diciembre de 2022 —Día Nacional del Tango—, se  inauguró la Sala Tango, sobre la esquina de Córdoba y Florida. Este espacio único de ciento setenta metros cuadrados, con pisos de madera, luz natural y ventanales se suma como nuevo ámbito destinado al género.

La fotogalería del primer piso con la muestra Sara Facio y la creación de la colección fotográfica del Bellas Artes, fue otro de los espacios de gran convocatoria de público. En esa misma sala se presentó la 33.° Muestra Anual de Fotoperiodismo Argentino, de ARGra; Mapuche, el retorno de las voces antiguas, de Pablo Piovano, y Ayni, muestra colectiva con curaduría de Sebastián Miquel.

 Durante el mes de julio, las infancias y sus familias  volvieron al Borges. Hubo música en vivo con Mariana Baggio, Koufequin y el espectáculo Conciertos payasos con el maestro Carlos Gianni en escena, y narraciones con Cuentos a cuerda.

En coproducción con el Teatro Nacional Cervantes se estrenó Seres imaginarios de Borges, de Fernando Flores Maio —sobre textos escritos por Jorge Luis Borges en colaboración con Margarita Guerrero— y con dirección de Claudio Gallardou. Para los más grandes hubo Mesas Lúcidas, un espacio lúdico con música en vivo para crear y experimentar con luces y sombras. Se realizó un ciclo de cine con películas de todas las épocas, y la biblioteca, abierta al público, se pobló de libros de todos los géneros.

El Borges fue también un centro de difusión de la literatura, con debates, presentaciones, clases magistrales, seminarios y talleres de lectura y escritura. Compartieron sus palabras Noé Jitrik, Luisa Valenzuela, Martín Kohan, Carlos Gamerro, Mempo Giardinelli, Claudia Piñeiro, Gustavo López, María Pia López, Gabriela Cabezón Cámara, Ana Longoni, Graciela Speranza, Reinaldo Laddaga, Yaki Setton, Cora Gamarnik, Hernán Brienza, Sergio Pujol, Marta Dillon, Jorge Alemán y Guillermo Martínez, y fue sede de las Jornadas Jorge Luis Borges y de las jornadas realizadas en homenaje a Antonio Di Benedetto en el marco del centenario de su nacimiento.

Como espacio de articulación y promoción con la producción cultural local, el Centro Cultural se convirtió en la primera sede propia de la tienda del Mercado de Artesanías Tradicionales e Innovadoras Argentinas (MATRIA), para la exhibición y difusión de las creaciones de cientos de artesanas y artesanos de todo el país. Actualmente, y hasta marzo de 2023, se exhibe la muestra Manos plateras, patrimonio vivo.

El objetivo del CCB es que 2023 nos encuentre consolidando lo hecho y trabajando aún más profundamente por la producción cultural nacional, protegiendo y promoviendo la diversidad de patrimonios que nos representan y apasionan.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *