50 AÑOS DE LUCHA Y NINGUNA RESPUESTA

El día  miércoles 4 de abril se cumplió  50 años la  fundación de la Mesa Coordinadora Nacional de organizaciones de Jubilados y Pensionados de la República Argentina, que celebró, también la reunión número  1356, en reclamo de aspectos puntos fundamentales para mejorar la calidad de vida de los adultos mayores, como también exigiendo un aumento de emergencia de los haberes y la normalización del PAMI.

“En 1968, cuando nace la mesa coordinadora nacional,  al igual que en este momento los jubilados estaban mal pagados y no contaban con  servicios asistenciales. Los sindicatos no les prestaban atención por diversas causas y luchas intestinas entre sus dirigentes”, señalaba entonces,  Luis De Salvo (1904-1989), dirigente obrero, militante ferroviario y del movimiento de jubilados. “La organización de los jubilados venia de muchos años atrás, pero estaban desunidos, en centros independientes, comisiones en los sindicatos y un sin número de federaciones provinciales y nacionales. Con el objetivo de impulsar la defensa de los derechos de los jubilados,  nos reunimos, de distintos gremios y  creamos el embrión de lo que luego sería la Mesa Coordinadora. Convocamos al primer Congreso que se efectuó en el local de la CGT., en 1968.” De este Congreso surgió la dirección  de la Mesa Coordinadora Nacional de Organizaciones de Jubilados y Pensionados de la República Argentina. “En todo este tiempo, hemos estado defendiendo no sólo los intereses y justos reclamos de los jubilados y pensionados, sino también los de la clase obrera y del pueblo todo, sin hacer nunca partidismo en su seno, en forma unitaria, teniendo cabida todas las expresiones de las distintas corrientes de opinión entre los trabajadores jubilados y pensionados. Dos grandes principios permiten el éxito de su accionar: democracia y ninguna clase de discriminación, esto asegura una unidad real”, enfatiza De Salvo en sus memorias y añade que una de las formas más participativas de la democracia son las asambleas: tanto de los socios de los centros como las generales de cada localidad.

En la celebración del 1356  “miércoles de los Jubilados”,  éstos reafirmaron cinco puntos básicos,  los planteos históricos de las luchas de las organizaciones de jubilados y pensionados y los que corresponden a  aspectos inherentes a  cada lugar o región.
Los cinco puntos básicos  están comprendidos en los tres proyectos de leyes, que, por decisión política de las mayorías de turno, han perdido estado parlamentario en los últimos  siete años.  Este año, junto con trabajadores activos, profesionales y diputados estos proyectos serán actualizados e ingresados nuevamente en la Cámara de Diputados de la Nación para su debate y sanción.

Se trata de, la “Nueva ley de previsión social”,  avalada por la “Campaña Nacional por un Millón de Firmas.  La “Ley de normalización del INSSJP (PAMI)”, que tiene como finalidad conocer los problemas locales, para lo que esta organización está realizando la primera encuesta de opinión sobre los servicios brindados por el INSSJP (PAMI).

Uno de los mayores problemas en este momento es el costo de los medicamentos. “Los laboratorios nacionales y extranjeros avinieron con el gobierno, a ceder 5% de sus cuantiosas ganancias para bajar el precio de los medicamentos que compramos jubilados y pensionados afiliados a PAMI, con haberes jubilatorios que el 80%  de esta población, no alcanza a cubrir las necesidades de una canasta básica de un adulto mayor, donde la incidencia mayor son los medicamentos”, señala la Mesa Coordinadora que también denuncia, “El PAMI cerró con las tres grandes Cámaras de Industrias de Laboratorios Farmacéuticos, el acuerdo por el cual a partir del 1 de abril, los laboratorios rebajarán 5% el precio sobre los valores de los medicamentos vigentes a fines de febrero. Además se limitarán los aumentos durante 2018 a 70% de la inflación. En términos similares se cerró  el convenio por un año con la CAEME (Cámara Argentina de Especialidades)”.

“La salud es un derecho no un negocio, para el INSSJP (PAMI) aportamos toda nuestra vida como trabajadores activos y jubilados, tenemos el derecho a ser partícipes en las decisiones no solo recibir informes. La atención socio sanitaria no depende de lugar de residencia ni situación socio económica”, señala la Mesa Coordinadora de Jubilados y Pensionado, que  reclama por también un aumento de emergencia inmediato de los haberes jubilatorios. “Con el incremento de los precios de los artículos de primera necesidad y servicios públicos, que superan ampliamente el reajuste de los haberes jubilatorios del mes de marzo, para millones de jubilados se hace imprescindible y urgente un aumento de emergencia en todas las escalas”, expresan.