TRASLADAN LAS BRUGEOISES

A pesar de que Subterráneos de Buenos Aires (SBASE) afirmó que está realizando un pormenorizado inventario de los coches La Brugeoise, como parte de un plan de protección integral y para asegurar su conservación, Metrovías comenzó a trasladar las centenarias unidades a un obrador de la línea H en Parque Patricios. La entrada y salida de carretones al taller Polvorín es intensa. Ayer ya habían sido sacadas algunas unidades remodeladas por Emepa.

Según publicó el sitio web enelsubte.com, responsables de prensa de SBASE ratificaron que los coches protegidos por ley permanecerán en Polvorín. El destino final del resto de los coches es el taller Mariano Acosta del Premetro, que “está siendo acondicionado y reforzado en su seguridad para recibir a la flota belga”, aseguraron, en tanto que adelantaron que “mañana se dará a conocer el informe final del relevamiento de los antiguos coches”.

Indecisiones

Ayer, Manuel Compañez, vocal de la comisión directiva del sindicato de subterráneos, dijo que “SBASE (Subterráneos de Buenos Aires) cambia de idea a diario con respecto a qué hacer con los coches de la línea A”, y explicó “su directorio no viene del ámbito ferroviario, se trata de allegados al jefe de Gobierno porteño”.

“El problema es que SBASE cambia de idea día por medio, no tienen idea de lo que es el subte, lo que hace que sea complicado tener un diálogo serio”, manifestó, en tanto que opinó “todo es muy especulativo, un día nos dicen que cuando abran la línea A habrá dos estaciones cerradas, Carabobo y Puán y después lo niegan”.

Con respecto a los Brugeioses, Compañez, sostuvo “creemos que hay que conservarlos. Existe una discusión acerca de qué hacer con esos coches de la línea A: hay compañeros que dicen que hay que conservar esas formaciones, hay iniciativas para transformarlas para que sean visitadas como atracción turística…”, indicó y subrayó, “otra posibilidad es transformarlos en bibliotecas, mientras que otra visión es que hay que resguardar la flota entera, y no perderla”.

En tanto desde SBASE aseguraron que se “están realizando gestiones para donar parte de los materiales de los coches a entidades de bien público, tanto nacionales como internacionales, que estén consustanciadas con la preservación del patrimonio ferroviario”.

Fotografía: Infinita Buenos Ayres.