TALLERES ESENCIALES

La Justicia ordenó al Gobierno porteño que reabra los Talleres Protegidos del hospital Borda con carácter de urgencia. En el mes de julio se impartió desde el Gobierno de la Ciudad la orden de que los pacientes dejaran de participar de los Talleres Protegidos que funcionan en el Borda, en tanto en octubre se intentó el desalojo del espacio para la construcción del Centro Cívico.

Marcelo Frondizi, trabajador de los Talleres Protegidos y uno de los que presentó el recurso ante la Justicia para que se reabran los del Borda, señaló que “estas actividades permiten a los pacientes recuperar capacidades y desarrollar nuevas” y destacó que “son esenciales en los procesos de resocialización”.

“En el Borda hay otros dispositivos funcionando pero los Talleres Protegidos tienen dos particularidades especiales: por un lado, es una actividad a la que pueden acceder pacientes que no tienen permitida la salida, y, por el otro, ofrecen capacitación productiva”, explicó.

“Todavía no hemos recibido ninguna comunicación del Gobierno pero esperamos que se dé a la brevedad”, indicó Frondizi quien afirmó que se sienten “felices” por la resolución judicial.

Frondizi detalló que los pacientes del hospital que asisten al taller de carpintería, por ejemplo, realizan camas, mesas, sillas y roperos que luego son entregados en otras instituciones de la Ciudad de Buenos Aires.

“De esta manera es muy importante para el paciente ver que puede transformar las cosas y hacer algo de utilidad”, sostuvo y agregó: “Más allá de los productos que se elaboran, en los talleres todos somos iguales, todos estamos todos vestidos con ropa de trabajo y los implementos de seguridad correspondientes”.