PASEO DEL BAJO Abr06

Etiquetas

Artículos relacionados

Compartir

PASEO DEL BAJO

El jefe de gobierno porteño, Horacio Rodriguez Larreta, anunció hoy la construcción del nuevo “Paseo del Bajo”, una autovía soterrada que unirá las autopistas Illia y Buenos Aires-La Plata, creará además más de 60.000 metros cuadrados de espacio verde y mejorará la circulación de los 25 mil vehículos que transitan diariamente.
“Vamos a tener una sola Ciudad, unir el norte con el sur”, aseguró el funcionario durante la presentación del proyecto que, según dijo, “beneficiará a millones de porteños”.
“Este es uno de los principales nudos de tránsito que tiene la Ciudad”, explicó Rodriguez Larreta durante el acto en la Usina del Arte, en el barrio porteño de Barracas.
Así, el tránsito pesado de camiones y micros de larga distancia que circulan en la actualidad por la avenida Ingeniero Huergo y su continuación, Eduardo Madero, deberán hacerlo por una nueva vía de cuatro carriles -dos de ida y dos de vuelta- en trinchera.
Este sistema vial consta de mas de seis kilómetros, sobre el que se dispondrán cuatro cruces peatonales, 60.000 metros cuadrados de nuevos espacios verdes, espacios recreativos, ciclovías y postas aeróbicas.
La obra que se licitará en julio de este año, tiene previsto comenzar “antes de fin de año”, y se extenderá hasta “mediados de 2019”, explicó el jefe de gobierno de la Ciudad.
“Vamos a seguir trabajando para que los porteños y quienes nos visiten disfruten más y más la Ciudad”, agregó.
Por su parte, Diego Santilli, vicejefe de gobierno porteño afirmó que los espacios verdes que se crearán con este proyecto “equivalen a dos Parques Lezama” y que esto genera un ambiente “con menos contaminación, menos ruido”.
“Es hora de pensar en el futuro de nuestros hijos, en qué legado queremos dejar, sin smog”, añadió.
Asimismo remarcó que “hablar del Paseo del Bajo, es hablar de un lugar donde concurrir con la familia, para disfrutar, andar en bici o en rollers”.
Esta nueva organización vial mejorará sustancialmente la circulación de 25.000 vehículos, recortará los tiempos de viaje, aumentará la seguridad vehicular y de peatones.
La obra se llevará adelante por el Ministerio de Desarrollo Urbano y Transporte porteño a través de la empresa estatal AUSA y tendrá un costo de 650 millones de dólares que serán financiados por un préstamo internacional del Banco de Desarrollo de América Latina CAF de 400 millones y el resto con fondos de la Ciudad y la Corporación Antiguo Puerto Madero.
La inversión que deberá hacer la Ciudad de Buenos Aires estará financiada por la venta de un predio de 90.000 metros cuadrados de un playón ferroviario que se ubica al lado de Catalinas Norte, que , según el gobierno porteño hoy tiene un valor nulo.
De aprobarse la venta de los terrenos y permitirse el mismo tipo de construcción en torre que tienen las Catalinas (la Legislatura debe aprobará aprobar los cambios en las normas de planificación) podrían edificarse hasta 250.000 metros cuadrados.
Desde el gobierno porteño no se informó qué ocurrirá con los estacionamientos privados o comercios que se encuentran en la zona donde se construirá la obra ni tampoco si este sistema vial tendrá algún costo o peaje.