NUEVO PERÍODO

El Jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Mauricio Macri inauguró esta mañana el XV período ordinario de sesiones de la Legislatura porteña. El mandatario comenzó su discurso a las 9.35 y se dirigió al Cuerpo parlamentario a lo largo de 13 minutos. Previamente, la Vicejefa de Gobierno, María Eugenia Vidal en su rol de Presidenta de la Legislatura abrió la sesión secundada por el Vicepresidente I, Diputado Cristian Ritondo (PRO).

“Todos los que estamos acá amamos y elegimos esta Ciudad y este país. Por eso, nuestras diferencias pueden enriquecer el trabajo en conjunto más que convertirse en un obstáculo. El pueblo ha elegido a quienes gobernamos para que busquemos el bien y la felicidad de los argentinos en nuestro caso, para que nos ocupemos de la situación de los porteños y de los millones de argentinos que nos visitan diariamente. La última vez que estuve en esta Casa cuando asumí mi segundo mandato hace dos meses y medio, les dije que trabajo y voy a seguir trabajando por la unidad de los argentinos”. Y dijo “también les aseguro que no vamos a abandonar nuestro rol de alternativa nacional porque podemos coincidir en muchas cosas, pero en otras tenemos ideas distintas y nuestro deber es el de exponerlas. Democracia no es eliminar las diferencias, sino aceptarlas e integrarlas. La ciudad, las provincias, el Gobierno Nacional tienen que colaborar para conseguir el bienestar de los ciudadanos, en el marco de un federalismo de verdad, sin imposiciones ni sometimientos. Necesitamos un federalismo real, respetuoso de las realidades de todos, no un mero discurso que luego se traiciona en los hechos”, destacó el Jefe de Gobierno en los primeros párrafos del mensaje que dio esta mañana ante el Cuerpo legislativo al dejar inaugurado el XV período de Sesiones Ordinarias.

Luego dijo que “muchas veces elegí mantener el silencio y seguir trabajando, confiado en que era la mejor forma de colaborar. Pero llega un momento en que es necesario aclarar algunas cosas, explicar lo que pasa. El Gobierno Nacional sigue teniendo una actitud excesivamente centralista, concentrando recursos y decisiones. Esto genera una gran debilidad en las provincias, especialmente en aquellas que tienen situaciones financieras complicadas, y más si quien las gobierna no responde al oficialismo. Cuando un gobernador provincial no es oficialista, la provincia discriminada padece las consecuencias. Esto no es bueno para nuestra democracia, ni para nuestro desarrollo, ni para nuestra gente. No es correcto, no es buena política. Tenemos que ir hacia un nuevo esquema, con creciente protagonismo no sólo de las provincias sino también de los municipios, que son los que están más cerca de los problemas concretos de la gente. Ésta es una tendencia que se da en todo el mundo: la descentralización del poder para una mejor participación de los ciudadanos. Esto debe darse dentro de un marco institucional previsible y sin los altos niveles de discrecionalidad actuales”.

El mandatario luego hizo referencia a que “los problemas de coordinación entre la Ciudad y la Nación son ante todo reflejo de una gran cantidad de fallas institucionales, de debates que no se terminan de saldar, como el de la coparticipación y el régimen fiscal, las políticas para el área metropolitana, las políticas de seguridad, salud, educación y transporte” y señaló que “estos acuerdos básicos no pueden seguir siendo postergados año tras año. Hemos escuchado una y otra vez en estos meses que la Ciudad es rica, que está llena de recursos y que por eso se tiene que hacer cargo de más cosas. Esta es una idea cuanto menos engañosa. Buenas Aires es la Ciudad de todos los argentinos. No es una isla ni algo desintegrado de la realidad nacional. Es una Ciudad que se formó y se alimenta permanentemente a partir de la combinación de las corrientes migratorias del interior del país y de las corrientes inmigratorias del exterior. Nos reconocemos orgullosamente como una Ciudad que está en el corazón de la identidad argentina y como tal creemos que merece un poco más de cariño y respeto”.

Respecto al presupuesto el Jefe de Gobierno destacó que “es importante que la Ciudad se administra, casi en totalidad, con recursos propios. Es cierto que la Ciudad tiene más recursos que la mayoría de las provincias, pero también es cierto que la Ciudad genera casi el 25 % de los recursos coparticipables y luego recibe poco más del 1 % en el esquema de coparticipación. Si hacemos una mirada comparativa, la coparticipación federal nos da a los habitantes de la Ciudad sólo el 10 por ciento de nuestros ingresos, cuando en 21 de las 24 provincias ese ingreso por vía de la coparticipación representa entre el 62.9 y el 93.9 % de sus ingresos”.

Además, Macri recordó que “somos la única provincia que prácticamente no recibe fondos nacionales. Pese a eso estamos en una situación de equilibrio fiscal y haciendo al mismo tiempo el plan de inversiones en obras públicas récord en la historia. Hemos hecho más de 300 obras, ninguna de las cuales ha contado con aportes del gobierno nacional. Hicimos récord de inversión en hospitales y escuelas, concretamos obras como la recuperación del Teatro Colón, el arroyo Maldonado, el MAMBA, creamos la Policía Metropolitana, etc.. En segundo lugar hay que recordar que dos de cada tres pesos de nuestro presupuesto se destinan a la inversión social. Hablo de hospitales, de educación, de desarrollo social, cuando dos de cada tres pacientes que visitan nuestros hospitales vienen de la provincia de Buenos Aires y de todo el país. Y prácticamente la mitad de la matrícula de la zona sur de nuestro sistema de educación también viene de la provincia de Buenos Aires.  Esto nos llena de orgullo, nos define como la Ciudad de todos los argentinos, por eso nos duele que en la última década la Nación no haya hecho casi obra pública en la Ciudad. No hizo obras relevantes de infraestructura ni siquiera en temas como infraestructura vial, y la única obra importante en materia de transporte han sido los 3 km de extensión de la Línea E de subtes que aún no se terminó. Nos duele que no se reconozcan nuestros esfuerzos y que no se dialogue para trabajar en conjunto para el bien de los argentinos. No nos parece correcto que además bloqueen iniciativas que mejoraran la vida de la gente, como la Autopista Illia o el financiamiento internacional para la extensión del subte o para obras cruciales como la del arroyo Vega, que resolverán tantos problemas en temas de inundación como resolvió el arroyo Maldonado”.

Seguridad

En otro pasaje de su mensaje, el primer mandatario criticó políticas nacionales reflejadas en lo que consideró “medidas unilaterales en un tema como la seguridad en el que ni nos dan recursos para que podamos hacernos cargo, ni asumen sus responsabilidades, poniendo en riesgo la vida de los porteños y de los que trabajan o visitan esta ciudad”. Además instó al Ejecutivo Nacional a que “o se hagan cargo de la seguridad de la ciudad como corresponde o nos traspasen la Policía y sus recursos”. Y acotó que “un problema de la seguridad no se solucionará sin coordinación y diálogo frecuente entre las autoridades del país, de la Ciudad y de la Provincia de Buenos Aires. Mucho menos se solucionará si se siguen tomando decisiones intempestivas, como la de retirar la custodia de la Policía Federal de los hospitales, escuelas y subtes de la Ciudad”.

Transporte

Sostuvo que “el tema del transporte tiene las mismas características que el de la seguridad”. En relación al reciente choque del tren en Once afirmó que “la terrible tragedia que vivimos la semana pasada nos demuestra lo que pasa cuando las cosas no se hacen bien. Así no se puede seguir”. “No puede pasar más tiempo sin que haya una política coordinada, transparente y a la altura de lo que se merecen los habitantes del área metropolitana”, continuó y destacó que “el metrobus ha sido una iniciativa del Gobierno de la Ciudad pero soluciona una parte del problema compartido. El transporte mejorará si todos trabajamos en equipo para que los trenes, el subte y todo el sistema público tenga los recursos necesarios”.

“Queda claro que sólo con mayor inversión vamos a resolver los problemas de la gente. El subsidio puede ser sólo un paliativo de corto plazo”, enfatizó el Jefe de Gobierno y agregó que “el objetivo debe estar puesto en optimizar las inversiones prioritarias, y nuestra función es encontrar y definir cuáles son esas prioridades. Y estas deben ser ejecutadas en tiempo y forma con absoluta transparencia”.

Cuerpos de Emergencia

Entre los logros de su gestión Macri destacó el nuevo edificio del SAME “que por 27 años no tuvo casa propia y hoy tiene la central más importante del país y de Latinoamérica. Es la inversión lo que nos permitió renovar el parque automotor, incorporando 45 ambulancias, que ya suman en total 160. Hicimos la inversión más importante de los últimos diez años en equipamiento de emergencias y en insumos. Incorporamos helicópteros para el transporte rápido de los heridos. También invertimos tiempo y esfuerzo en realizar los simulacros, que nos permiten planificar al detalle los operativos y la asistencia”.

Prioridades

“Este año fijamos como prioridad seguir mejorando la calidad educativa en la Ciudad, avanzar en la jerarquización del microcentro y en la contenerización y el reciclado, consolidar la Policía Metropolitana que nos ha dado tantas satisfacciones, extender el sistema del metrobus y el sistema de bicicletas públicas (…) también vamos a avanzar en la refacción del Teatro San Martín, vamos a finalizar la Usina de las Ideas y las obras de prevención de inundaciones, y vamos a extender la política de distritos con la implementación del Distrito Audiovisual, entre muchos otros temas”.

Solidaridad con las víctimas ferroviarias

La sesión comenzó a las 9.35 con el pedido de un minuto de silencio expresado por la Presidenta de la Legislatura, María Eugenia Vidal, en solidaridad con las víctimas del reciente choque de una formación ferroviaria en la estación Once del FC Sarmiento, y sus familiares. Por la misma causa, a continuación la bandera nacional fue izada a media asta por la Diputada Carmen Polledo (PRO) y el Diputado y ex Jefe de Gobierno Aníbal Ibarra (FPyP). Tras eso, invitó a los Diputados Cristian Ritondo (PRO), Dante Gullo (FpV) y Jorge Selser (Proyecto Sur), Vicepresidentes I, II y III respectivamente, a trasladarse a la Antesala para dar formalmente la bienvenida al Jefe de Gobierno.

En cumplimiento de lo que dispone la Constitución de la Ciudad Autónoma en el artículo 105 inciso 3, el Jefe de Gobierno pronunció el mensaje en el que dio cuenta del estado general de la administración en presencia del Cuerpo parlamentario renovado en diciembre último y el gabinete de ministros. En los palcos del Recinto se ubicaron integrantes del cuerpo diplomático, autoridades del Tribunal Superior de Justicia, miembros del Consejo de la Magistratura, Auditoría General y Defensoría General de la Ciudad de Buenos Aires y representantes del Gobierno nacional. Otro palco y el Salón Montevideo -donde hubo una transmisión televisada en directo- fueron ocupados por periodistas, camarógrafos y reporteros gráficos de numerosos medios de comunicación, entre ellos el Canal de la Ciudad. El público asistente ocupó los palcos superiores.