NO TODO ES TAN BUENO EN LA LEGISLATURA PORTEÑA

¿Chau al Shopping en Caballito?
La Legislatura porteña frenó el jueves pasado el proyecto para modificar la zonificación de un predio en Caballito -lindante al estadio del club Ferrocarril Oeste-, para la construcción de un shopping: La resistencia de vecinos y comerciantes de la zona, hizo la oposición frenara la propuesta del Ejecutivo porteño, que replicaba iniciativas del 2008 y 2011. La aprobación en el recinto quedo truncada a raíz de la dificultad que tuvo el bloque del PRO para sumar los 40 votos necesarios para sancionar una ley de este tipo. No obstante, la iniciativa volverá al recinto en la sesión especial convocada para el día de la fecha.
Puntualmente, el proyecto contempla el otorgamiento de normas urbanísticas especiales a la zona en que están ubicados los terrenos situados sobre la avenida Avellaneda al 1500, en su intersección con Andrade, con el propósito de destinarlos a la localización de un centro comercial de más de diez pisos de altura, 40 locales como mínimo, cines y un estacionamiento de 50.000 metros cuadrados. El predio en cuestión pertenecía al club Ferro Carril Oeste, pero desde hace más de catorce años es de la corporación IRSA, que impulsa la construcción del shopping.

Un plan no tan maestro

No corrió la misma suerte el proyecto del Plan Maestro para la Comuna 8, que sí fue convertido en ley. La iniciativa, que comprende los barrios de Soldati, Lugano y Villa Riachuelo, plantea la creación de un distrito del deporte y una Villa Olímpica para los Juegos de la Juventud del 2018, recibió 44 votos positivos y 16 negativos en el marco de la sesión ordinaria del jueves último la Legislatura porteña.
El proyecto original fue presentado el año pasado por los diputados del PRO Karina Spalla y Cristian Ritondo, pero no logró llegar al recinto a consecuencia de las críticas por parte de los vecinos de la zona.
Para lograr su aprobación el oficialismo dio marcha atrás a la propuesta original que planteaba la venta de 70 hectáreas, la creación del Biotecnológico, o la cesión de predios que en la actualidad ocupan el Parque de la Ciudad, el Parque Roca y el Autódromo para espectáculos, turismo, recreación, paseos comerciales y deportes.
Luego de arreglos y acordadas, oficialismo y oposición aprobaron una ley que determina la creación del distrito del deporte con la exención del pago de impuestos de Ingresos Brutos, Sellos e Inmobiliarios a las empresas que se radiquen. La iniciativa incluye la construcción de una Villa Olímpica para los Juegos Olímpicos para la Juventud del 2018, estableciendo que, luego del evento deportivo, las viviendas quedarán para el otorgamiento de programas habitacionales oficiales de la Ciudad.
Por último, quedó aprobado un capítulo que aborda la creación de “barrios nuevos” a través de una urbanización con criterios de radicación definitiva destinado a viviendas, actividades productivas de carácter familiar y equipamiento comunitario.

Protección a los vagones históricos del Subte

En la sesión del jueves, se aprobó una ley que dispone la conservación, protección, restauración y promoción como patrimonio cultural e histórico de todos los coches La Brugeoise que circularon por la traza de la línea A de subtes hasta el año pasado.
La iniciativa presentada por la diputada María Rachid en coautoría con el legislador Rafael Gentili, y elaborada junto con trabajadores del subte y las organizaciones que defienden el patrimonio cultural de la Ciudad, establece que se garantice un servicio para que los coches La Brugeoise, puedan circular en el recorrido de la línea A con fines educativos, culturales y turísticos, en horario no comercial.
Establece también que los coches no afectados a este servicio, sean donados a museos públicos nacionales, provinciales o municipales de todo el país, o bien a sin fines de lucro dedicadas a la preservación e investigación de la historia ferroviaria nacional o local, garantizando su protección y restauración.
La iniciativa está en sintonía con las presentaciones judiciales radicadas en el Juzgado 3 en lo Contencioso Administrativo y Tributario de la Ciudad, en aquel momento a cargo de la jueza Elena Liberatori, que requirió la intervención de la Legislatura porteña y concedió una medida cautelar solicitada por la diputada Rachid para que se protejan los históricos coches de madera que por un siglo recorrieron la Línea A de los subterráneos porteños. Medida que fue también, ratificada por la Sala I de la Cámara CAyT, a cargo de los jueces Carlos Balbín y Mariana Díaz.

Pagar por estacionar en la calle
La Legislatura porteña aprobó una ley para el cobro del estacionamiento de automóviles en las calles. La normativa establece distintas tarifas que morigeran los costos a los residentes de los barrios afectados, y excluye la restauración del “cepo” a los coches en falta. La idea no es instalar más parquímetros como sistema de cobro, sino que se dispondrán de nuevos soportes tecnológicos como existen en otras ciudades, como el pago por tarjeta de débito o a través de los celulares por SMS. La normativa garantizaría que los vecinos tengan en el entorno a su domicilio la posibilidad de estacionar en forma gratuita. Los barrios de Nueva Pompeya, Monte Castro, Devoto, Villa del Parque, Parque Patricios, Lugano, e importantes sectores de La Boca, Núñez y Liniers, estarán exentos del pago de estacionamiento.
Según el proyecto aprobado, la Ciudad estará dividida en cinco zonas que aglutinarán los distintos barrios porteños en los cuales convivirán distintas tarifas, las que no fueron establecidas por los legisladores, sino que se deberá ajustar en el marco de una audiencia pública, aunque trascendió que la intención del Ejecutivo es fijarla en un valor de entre 3 y 5,50 pesos. Los recursos obtenidos producto del estacionamiento regulado se destinarán hacia el Fondo Subte.
La aprobación de la iniciativa, presentada por el Ejecutivo porteño, se estableció por 38 votos positivos de los bloques PRO y Frente para la Victoria; y 19 en contra de los bancadas de Nuevo Encuentro, Frente Progresista y Popular, Proyecto Sur, Coalición Cívica, UCR, Buenos Aires para Todos y MST durante la sesión ordinaria de la Legislatura.

Epilogo de una sesión agitada
Acerca de la controvertida sesión legislativa de ayer, el diputado Alejandro Bordar del MDT, señalo: “Aunque el PRO pudo aprobar los parquímetros y una versión acotada del Plan Comuna 8 con el voto K, con los trabajadores en el recinto logramos frenar tres leyes muy malas que había pactado con otros bloques a cambio de cargos. Entre ellos el proyecto para eliminar a los trapitos”.
De esta manera el PRO tuvo que poner en suspenso tres proyectos clave de Mauricio Macri: el desguace del cuerpo de inspección laboral, el instituto de evaluación anti-docente y la autorización para el shopping de IRSA en Caballito.

Sesión de último momento: intentaran aprobar hasta lo imposible
Hoy lunes 9, en una sesión especial la Legislatura porteña tratará un paquete de leyes que contemplan la reforma política del distrito, con la propuesta de incluir la ley de PASO, Boleta Única y Ética Pública, así como la asignación de una decena de cargos en organismos de control y la ratificación del acuerdo con la Nación por los ingresos del juego.
El llamado es para las 11 en el recinto de sesiones, donde se congregarán por última vez los 60 diputados porteños antes del recambio parlamentario, para analizar 13 expedientes. En este sentido, el oficialismo intentará de nuevo tratar dos de polémicos proyectos que quedaron fuera de la sesión del pasado jueves: la autorización para levantar un shopping en Caballito y la cesión de un sector del predio dentro del hospital de niños Ricardo Gutiérrez a la fundación Ronald McDonald´s.
En rigor, la sesión especial tendrá entre sus temas la reforma del sistema electoral de la Ciudad a través de la implementación en los procesos electorales de candidatos a cargos públicos electivos locales de la Ciudad del sistema de Boleta Única, la incorporación del voto electrónico y el llamado a elecciones primarias, abiertas, simultáneas y obligatorias.
También abordarán un proyecto consensuado entre cinco expedientes de distintos autores, entre ellos los diputados Fernando Sánchez y Gabriela Cerruti, que regulan el comportamiento en el ejercicio de la función pública que será aplicable a todo funcionario de cualquiera de los poderes u organismos, en todos sus niveles jerárquicos, y que establece las facultades, prohibiciones e incompatibilidades que hacen al cargo que ocupan.