MARIHUANA LIBRE

Miles de jóvenes marcharon por el centro porteño y en otras ciudades del interior del país, reclamando la “despenalización ya” de la marihuana, “no más presos por plantar” y por “la autorización de los usos medicinales del cannabis”, entre otras demandas.

Con una nutrida marcha, que partió a las 15 de Plaza de Mayo y culminó en el Congreso con carteles por el “cannabis libre”, el “cultivo personal”, “no a la ley 23737”, los manifestantes se sumaron así a la Marcha Mundial de la Marihuana, que se realiza hace más de una década en unas 200 ciudades de distintos países.

“Venimos a pedir la `despenalización ya` de la marihuana, y que no haya más presos por plantar, no queremos más chicos inocentes en una cárcel porque tienen unas plantitas en su casa para consumo personal”, aseguró Roxana de la comunidad cannabica.

Destacó la necesidad de diferenciar entre “alguien que vende sustancias y el que cultiva una planta y la tiene para su propio consumo; que se combata realmente al narcotráfico, a los que andan con camiones por la Ciudad y entran y salen del país”.

En este sentido, reclamó que cese la persecución a los cultivadores no comerciales de cannabis, para quienes “rigen condenas de 4 a 15 años de prisión, casi el mismo tiempo que un homicidio simple”.

Con cánticos como “quiero que legalicen la marihuana…” la marcha recorrió la Avenida de Mayo a paso libre y lento, mientras se iban sumando más y más manifestantes. “Por qué no puedo fumarme un porro si es un asunto mío, privado, que lo hago en forma recreacional, pero lo peor es qué pasa con el uso medicinal, hay estudios que corroboran el uso medicinal de esta planta, y sin embargo no está autorizado”, enfatizó Roxana.

Se lamentó además de que no haya “ningún proyecto que proponga el libre consumo en espacios públicos”, y añadió que “esta es una larga batalla que viene de hace bastantes años, pero lo que sí necesitamos es un cambio inmediato y este es el momento”.

Por su parte, Adriana, de la agrupación del sur por el libre consumo de la marihuana, aseguró que “en estos momentos el proyecto sobre despenalización de la marihuana del senador Aníbal Fernández es el más potable pero igual quedan varios puntos pendientes, aunque agradecemos esta situación que permite abrir las puertas al debate”.

En este sentido, Mike Bifari, de la organización Cogollos Córdoba, mencionó el proyecto de Fernández al referirse a “la parte que él propone la posibilidad de tener un total de ocho plantas por residencia”, pero advirtió que “cada planta puede diferir en tamaño, peso y producción de cogollos, o sea que no es una medida uniforme para todos”.

“Nosotros planteamos que sea la canopea -dijo-, la superficie cultivable para cannabis que a cada cultivador se adjudique, como parámetro, porque las plantas pueden variar de 15 centímetros a dos metros de altura”.

Asimismo, criticó el hecho de que “ninguno de los siete proyectos parlamentarios para modificar la Ley 23.737 del `89 contempla la aplicación medicinal de la marihuana”, una de las reivindicaciones centrales del movimiento.

Bifari precisó que integrantes de las distintas organizaciones que pugnan por la `marihuana libre` apuntan a participar en las comisiones parlamentarias para la legalización de la marihuana.

Mientras tanto, en Bahía Blanca, Bariloche, Comodoro Rivadavia, Córdoba, El Bolsón, Formosa, Gral. Roca, La Plata, La Rioja, Mar del Plata, Mendoza, Neuquén, Oberá, Paraná, Resistencia, Río Grande, Rosario, Salta, Catamarca, San Juan, San Luis, Tucumán, Jujuy, Santa Fe, Santiago del Estero, Trelew, Venado Tuerto y Ushuaia marcharon también tras los mismos reclamos.