LEY DE ABORTO

Seis bloques de la oposición porteña en la Legislatura presentaron hoy un proyecto único de ley que garantiza el acceso al aborto no punible en la Ciudad de Buenos Aires de manera rápida y segura para todas las mujeres y adolescentes cuya vida o salud corre peligro o hayan quedado embarazadas como consecuencia de una violación.

El proyecto fue difundido en el marco de una conferencia de prensa en la Legislatura y replica sendas iniciativas presentadas en 2008 y 2010, también por fuerzas de la oposición, pero que no prosperaron más allá de un tratamiento en las comisiones, lo que derivó en la pérdida del “estado parlamentario” de ambos expedientes.

Con el nuevo impulso, el proyecto consensuado busca que la Legislatura porteña “asuma el ejercicio de una competencia que le es propia: la regulación de las medidas y procedimientos que debe adoptar su propio sistema de salud en los casos en que el aborto no es delito”.

El planteo apunta también a “reafirmar la competencia del estado local para dictar normas de este tipo”, las que “garanticen los derechos a la salud sexual y reproductiva de las niñas, adolescentes y mujeres de la Ciudad”.

De esta manera, legisladores de los bloques Buenos Aires para Todos, Frente para la Victoria, Coalición Cívica, Nuevo Encuentro, Proyecto Sur y Frente Progresista y Popular reingresaron el texto para instalar nuevamente el debate en el distrito.

Puntualmente, la iniciativa tiene por fin regular el procedimiento para la atención integral de los abortos no punibles contemplados en los incisos 1º y 2º del artículo 86 del Código Penal.

Además, ocurre en concordancia con el fallo de la Corte Suprema de Justicia de la Nación que estableció que el acceso al aborto en los casos en que no es delito constituye un derecho de las mujeres que el Estado tiene la obligación de garantizar.

“Logramos aunar entre casi todos los bloques de la oposición un proyecto en común y la idea es poder discutirlo en la Comisión de Salud cuanto antes”, dijo la legisladora kirchnerista Gabriela Alegre, quien remarcó que “anteriormente, el PRO se negó a discutir el tema, pero ahora tiene dos expedientes que si bien son contradictorios al fallo de la Corte, seguro que van a enriquecer el debate”.

En sintonía, Laura García Tuñón expresó que “hasta ahora el PRO se ha negado a discutir, y hasta rechazaron una declaración de beneplácito por el fallo de la Corte, pero vamos a seguir insistiendo para que se trate este proyecto, y trabajando por la legalización del derecho a decidir de las mujeres en todos los ámbitos”.

Por su parte, María Elena Naddeo, del Frente Progresista y Popular, exhortó al bloque del oficialismo porteño a “hacerse cargo, que acepte por una vez que la Justicia se hizo escuchar y garantice el derecho a la salud de niñas y mujeres en la Ciudad de Buenos Aires”.

“Si realmente en el PRO hay libertad de conciencia posiblemente tengamos la mayoría necesaria para que el debate llegue al recinto”, auguró.

En la conferencia de prensa estuvieron también los diputados Edgardo Form, de Nuevo Encuentro; Virginia González Gass, de Proyecto Sur; Fernando Sánchez, de la Coalición Cívica; María América González, de Buenos Aires para Todos, y María José Lubertino, del Frente para la Victoria.

También participaron integrantes de la Campaña Nacional por el Acceso al Aborto Legal, Seguro y Gratuito, como Estela Díaz, Nina Brugo y Martha Rosenberg.