CONCEPTOS POCO FELICES

El interventor del Instituto contra la Discriminación (INADI), Pedro Mouratian, dijo que ese organismo se expedirá en relación “a las afirmaciones del jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri, que fomentan la violencia hacia las mujeres”.
Desde el INADI “repudiamos que Mauricio Macri, un jefe de Gobierno, diga que una mujer disfrute cuando la acosan en la calle. Tendría que pensar qué le pasaría si eso le ocurre a su esposa o hija”, dijo el funcionario.
De esta manera, el funcionario se refirió a las declaraciones de Macri a una radio de Ushuaia en la que aseguró que “a las mujeres les gustan los piropos, aunque les digan qué lindo culo tenés”.
Mouratian resaltó que “las mujeres se sienten inseguras, violentadas cuando se las acosa en la calle” y recordó que en nuestro país “tenemos leyes para prevenir este tipo de violencias”.
El interventor del organismo aseveró que “no me sorprende esta nueva actitud del jefe de Gobierno de la Ciudad, porque para el último Día de la Mujer la campaña que impulsó se basó en una imagen de la mujer ubicada sólo en el ámbito doméstico, estereotipada, lejos del lugar real que hoy ocupan”.
Además resaltó que “la cosificación de la mujer, la violencia cotidiana hacia ellas es la que termina en los femicidios. Es grave, ese señor está equivocado, como titular de un Gobierno tendría que dar el ejemplo”.

Por su parte, Estela Díaz, titular de la secretaría de Género de la Central de Trabajadores Argentinos, tildó a Macri de “misógino” ya que “avala que las mujeres sean un objeto, sean acosadas en la calle por varones. Esto se llama violencia, y es grave que alguien con aspiraciones presidenciales no lo sepa y la fomente”.

En tanto, Inti Marí­a Tidball-Binz, coordinadora de Atrévete! Buenos Aires Hollaback, una organización internacional que trabaja para generar conciencia en torno del acoso callejero, dijo que los dichos de Macri “son una barbaridad” y lo calificó de “irresponsable, ignorante y retrógado”.
Para Díaz, “no es sorprendente que este señor vea como positivos los piropos. Ya demostró que no le interesa el derecho a la educación, y tampoco los de las mujeres” y recordó que fue Macri “quien expuso públicamente a una sobreviviente de trata, embarazada producto de una violación, y se interpuso en su derecho a un aborto no punible”.

Ambas consideran “grave que un jefe de Gobierno avale la violencia hacia las mujeres”, ya que “una persona con ese cargo no tiene por qué hablar en nombre de las mujeres y mucho menos promoviendo el acoso callejero”.
Díaz aportó que “este tipo de afirmaciones misóginas también impactan en los varones, en las masculinidades, porque parece que todos los hombres, para ser reconocidos como tales, tienen que decirle barbaridades a las mujeres en la calle”.

El colectivo Acción respeto: por una calle libre de acoso está realizando una campaña nacional para concientizar sobre este tipo de violencia.
En su Facebook tiene más de 34.400 seguidores que apoyan la concientización social sobre esta realidad.
Uno de los afiches recuerda que las mujeres no quieren sentirse valientes cuando salen a la calle, quieren sentirse libres, lo que es imposible si hay hombres, como Macri, que apoyan que ellos opinen sobre sus culos.