EL PRESUPUESTO MÁS BAJO EN VIVIENDAS

El Ejecutivo porteño presento ante la Legislatura el Proyecto de presupuesto de la ciudad de Buenos Aires para el año 2015. El mismo, recibió fuertes críticas por parte de la Dirección de Coordinación Comunitaria de la Legislatura Porteña, quien junto al Consejo Económico y Social de la CABA, expuso  el “Diagnóstico socio-habitacional de la Ciudad de Buenos Aires”, donde se evidencia el déficit habitacional de la Ciudad.  Ante esta situación, resulta sorpendente el bajo porcentaje destinado a la vivienda del Presupuesto 2015.
“Hoy nos levantamos y encontramos un presupuesto vergonzoso. El presupuesto asignado a urbanización y vivienda para el año 2015 es de 780 millones, mientras el año pasado fue de 958 millones, a esto sumémosle un inflación galopante” con esta declaración abrió el panel de presentación Laura García Tuñón, Directora de Coordinación Comunitaria. “Año a año el porcentaje de vivienda en relación al presupuesto total destinado viene disminuyendo bruscamente. En el 2008 era de 3,8%. En el 2014 fue de un 2.1% y para el año que viene pretenden que sea de 0.9%. De esto queremos hablar” siguió la García Tuñón.
En el panel de presentación tomaron la palabra Sergio Abrevaya, presidente del Consejo económico y social de la CABA y Carla Rodríguez, docente del instituto Gino Germani y dirigente del MOI y la CTA, quien ha sido parte del equipo de conformación del diagnóstico. “El Consejo Económico y Social esta creado para elaborar diagnósticos y estudios que permitan mejorar la planificación de políticas públicas; y lamentablemente esto nunca fue utilizado. Este informe tiene que formar conciencia en la clase política de que no se puede vivir con un porcentaje tan alto de ciudadanos sin vivienda” declaró Sergio Abrevaya.
El diagnóstico asegura que más de 650.000 porteños tienen problemas críticos de vivienda, ya sea en conventillos, villas, hacinamiento crítico o directamente en la calle. Lo que evidencia un significativo deterioro de las condiciones habitacionales.
Carla Rodriguez remarcó “Este material muestra una realidad de las condiciones materiales de vida de amplios sectores de esta ciudad que los legisladores no deberían desconocer. Hay un diagnostico crítico que el presupuesto presentado ayer ignora. Hoy es noticia que se modificó una tendencia histórica: cada vez hay menos propietarios en la ciudad y eso muestra el empeoramiento de la vida cotidiana de la población.”
El diagnóstico muestra que situación habitacional de los porteños no es solo crítica para aquellos que menos poseen, sino que se ha configurado una ciudad en donde hay cada vez menos propietarios, los cuales disminuyeron de un 68% (2001) a un 56% (2010). Números que explican a su vez el crecimiento de los hogares inquilinos a un 30% (343.443 hogares) del total censado. Es decir 115.898 hogares nuevos que alquilan y para colmo el 42,5% de estos no cuenta con ingresos suficientes para acceder a la canasta básica de consumo.
A su vez muestra que el 20% de las viviendas de la Ciudad están vacías. Es decir 300.000 viviendas ociosas, sin ningún uso. Y estas viviendas vacías muestran una diferencia muy fuerte entre el norte y el sur de la ciudad, ya que la mayor cantidad de viviendas vacías se encuentran del norte; Y las viviendas mas ocupadas están en el sur de la ciudad.
Se informó que la segunda parte del informe socio-habitacional, que ya está escrito pero falta ser aprobado por el ejecutivo porteño, se trata de propuestas de políticas de vivienda para modificar la actual crisis.
En una segunda parte del encuentro organizaciones sociales de la ciudad discutieron cual debería ser el presupuesto para la vivienda. Del mismo participaron José Pepe Peralta (Secretario Gral. de la CTA capital), Carlos Chile (Sec. De organización CTA nacional), Carmen López (MTL), Rafael Klejzer (Corriente Villera Independiente), Itai Hagman (Patria Grande- Red de inquilinos), Martina Prina (MPL- Camino de los Libres). Las mismas exigieron un mayor control sobre las viviendas ociosas, para poder así bajar el valor del suelo y con eso lo de los alquileres. Y a su vez que se asigne una mayor partida presupuestaria para la 341 y la urbanización de las villas.
“La población de esta ciudad no ha crecido. Pero hay un dato que es fuerte: si antes vivían en las villas los pobres de toda pobreza, hoy 2/3 de los que la habitan pagan alquilares para vivir en las villas” declaro Carlos Chile. El informe asegura además que “en los últimos 10 años la Ciudad de Buenos Aires creció un 4,1% (114.013 personas); aumento que se explica en un 52% por pobladores nuevos en las villas de la ciudad”.
Por su parte Rafael Klejzer de la Corriente Villera Independiente, agradeció que se lo invite a hablar de algo que no sea la inseguridad, ya que además la vivienda es un tema que preocupa a muchos más de lo que se dice en los medios. “Hay que modificar el sentido que se le ha otorgado las villas en estos años. Este informe hay que militarlo para demostrar que hay una política y un pacto entre oposición y oficialismo para tener una ciudad desigual, esta es la realidad de la ciudad, no la que quieren mostrar”.
En ese sentido Itai Hagman hablo de que este diagnóstico sirve para desmitificar varios mitos con respecto a las políticas de vivienda en la ciudad “Principalmente esto de no existe una política de vivienda. SI hay una política de vivienda, que es la de subir el metro cuadrado en la ciudad, hacerlo inalcanzable para amplios sectores sociales y expulsarlos del Norte al Sur y del Sur a la provincia de Buenos Aires. Es decir hay una política de vivienda para pocos y par el negocio.”
Finalizando Martina Prina de Camino de los Libres comento la situación de amplios sectores de esta ciudad que viven en lo que se denominan “alquileres informales”, en donde adquieren viviendas aquellos que no tienen garantía ni un buen pasar económico. “Se plantea requisitos inalcanzables que no respetan el acceso a la vivienda, que hay que recordar que en nuestra constitución es un derecho y no un servicio”.
Al finalizar Laura García Tuñón invito a seguir construyendo un espacio amplio en donde estas organizaciones y muchas más puedan llevar adelante acciones para que se revea este presupuesto presentado desde el ejecutivo porteño, y que antes de la votación del mismo en la legislatura se pueda incluir un aumento, que como quedó demostrado, es mas que necesario.