ESCÁNDALO EN EL CONSEJO DE LA MAGISTRATURA Ene21

Etiquetas

Artículos relacionados

Compartir

ESCÁNDALO EN EL CONSEJO DE LA MAGISTRATURA

Los legisladores de Proyecto Sur Julio Raffo y Rafael Gentili denunciaron al Consejo de la Magistratura de la Ciudad de Buenos Aires por  presunto delito de acción pública. Los diputados le solicitaron al Presidente a cargo del Consejo de la Magistratura que se abstenga de formalizar la adquisición del inmueble ubicado en Lavalle 369 dado que, según ha trascendido, se estaría pagando un sobreprecio del 21 % más que la tasación oficial y además el dinero se habría desviado de su finalidad originaria que sería la refacción del edificio judicial que queda en Berutti 3345.

Durante la última sesión del Consejo se votó la compra de un inmueble tasado en 3,75 millones de dólares. La misma tuvo lugar el 17 de diciembre, día en que vencían seis mandatos de los nueve integrantes.

De acuerdo a la denuncia, la compra aparentemente no habría sido incluida en el orden del día de la reunión plenaria y fue votada positivamente por ocho de los nueve consejeros.

Todas las decisiones, contratos, designaciones que está realizando el Consejo en oportunidad de la tramitación de la renovación de sus autoridades, “están sospechadas de constituir articulaciones para obtener o retribuir apoyo político para esas designaciones”. Por lo cual los diputados se anticiparon para pedir su anulación por las vías que correspondan.

El 15 de octubre de este año, Proyecto Sur ha fijado su criterio respecto de la forma legítima en la cual la nueva integración del Consejo debe hacerse respetando la voluntad de la ciudadanía, expresada el 28 de junio de 2009; es decir un candidato por el PRO, uno por Proyecto Sur y uno por la Coalición Cívica (primera, segunda y tercera minoría respectivamente).

Hasta ahora no se encuentra publicado el texto del orden del día de la reunión plenaria del 17 de diciembre del años pasado, como así tampoco la resolución que habría dispuesto la adquisición del inmueble en cuestión. Esta última circunstancia y “el vencimiento del mandato de seis consejeros, resulta por demás llamativa, máxime si se tiene en cuenta que la Legislatura porteña aún no ha resuelto la representación que habrá de designar para completar la actual integración del Consejo de la Magistratura“.