AVANZAN LOS MERCADOS POPULARES EN LA CIUDAD

Desde productos de la canasta básica hasta alimentos de elaboración campesina, los mercados populares constituyen no solo una alternativa a la especulación de los supermercados ofreciendo precios justos, sino también ayudan a la construcción de nuevas relaciones sociales en los barrios. En este sentido, el pasado sábado 19 de julio, se realizó un mercado popular en el barrio de Monserrat en la Comuna 1. Y otro, en el barrio de Barracas de la Comuna 4. Ambos, organizados por la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP) y el Movimiento Evita.
El Mercado Popular de la Plaza Montserrat fue la primera experiencia de este tipo en la comuna. “La idea es armar una serie de ferias y mercados populares en la Ciudad para generar conciencia en los trabajadores informales o en aquellas personas que se encuentren desempleadas y necesiten una salida” expresó Maru Maddio, una de las organizadoras del mercado.
“Con la intención de referenciar a la CTEP en el barrio intentamos poner en discusión el valor de la economía popular como alternativa a una economía concentrada por empresas multinacionales que sólo piensan en el lucro excesivo sin reparar en la problemática inflacionaria que generan al bolsillo del pueblo”, aclaró la referente.
Simultáneamente, junto con la participación de vecinos y emprendedores, este sábado como todos los terceros sábados de cada mes, se llevó a cabo el Mercado Popular de la Villa 21-24 de Barracas. Francisco Ronca, “el Cordobés” comentó que en el mercado se comercializaron productos como “arroz, fideos, harina, puré de tomate, azúcar, aceite, yerba, entre otros. Al mismo tiempo, ofrecimos alimentos de elaboración campesina del MOCASE”.
“Los mercados son estratégicos para acercar la agricultura familiar a puntos de distribución en los barrios de la Ciudad. Los bolsones de verduras que se vendieron este fin de semana fueron distribuidos, por ejemplo, por la FOPAL (Federación de Cooperativas y Organizaciones de Productores de Alimentos). De esta forma logramos llevar alimentos de primera necesidad a las familias sin intermediarios: del productor al consumidor”, agregó el Cordobés.
Otro de los aspectos más relevantes que tienen los mercados populares es su carácter inclusivo. Silvia Burlando, una de las organizadoras de los Mercados Populares de la CTEP-Evita afirmó que “se integra cada vez más a las familias con sus niños desde lo cultural, ya que siempre se llevan a cabo en plazas y clubes barriales donde confluyen además de la feria, actividades artísticas y recreativas”.
“Llega un momento que los propios vecinos y trabajadores feriantes se ponen al hombro todo el trabajo, que al mismo tiempo que lo toman como una forma de sustento económico para ellos y sus familias, no lo conciben separado de la apropiación colectiva de valores de solidaridad, organización e igualdad, características propias de la economía popular”.
En ese sentido, Silvia Burlando sostuvo que “vecinos que tienen nombre y apellido, como Nino, Salomera y Raquel, son los que de a poco van logrando que esta experiencia pueda ser conocida por todo el barrio y que se sigan sumando nuevos actores”. “Es por eso que hacemos además hincapié en los Mercados Populares como herramienta de construcción y de organización para combatir la exclusión laboral”, concluyó.