100 AÑOS DE LA CUMPARSITA

La Legislatura porteña entregará a la Academia Nacional del Tango una plaqueta, que será expuesta en la vitrina conmemorativa de los 100 años de “La Cumparsita” que se encuentra en el Museo Mundial del Tango. La iniciativa, aprobada en la sesión del jueves 20 de abril, se hará efectiva hoy lunes a las 18 en el Salón Dorado de la Legislatura.
La Cumparsita, ha sido motivo de eternas disputas entre uruguayos y argentinos, que se atribuyen la nacionalidad de la letra de la canción. En cuanto a la composición musical, el padre de la criatura es el uruguayo Gerardo Hernán Matos Rodríguez. Y, fue interpretada por primera vez por la orquesta del pianista argentino Roberto Firpo, el 19 de abril de 1917en la confitería La Giralda de la ciudad de Montevideo. Matos, creó esa pieza musical con la intención de que se convirtiera la marcha oficial de la comparsa de carnaval de la Federación de Estudiantes Universitarios de Uruguay. Pero, La Cumparsita trascendió los sueños de su autor. Fue y es interpretada por muchas orquestas tradicionales, entre ellas las de Osvaldo Pugliese, Mariano Mores, Aníbal Troilo, Astor Piazzolla y el gran Horacio Salgán y los grupos de tango electrónico Bajofondo Tango Club y Gotan Project.
El tema se mantuvo en su génesis instrumental hasta que, en 1924, Pascual Contursi y Enrique Maroni, le agregaron letra. Este aporte que dio inicio a una larga polémica sobre los derechos de autor. Disputa que se extendió hasta 1948, cuando se decidió que de lo recaudado, un 80 por ciento le correspondía a Matos Rodríguez o sus herederos y un 20 correspondía a Contursi y Maroni o sus legatarios.
Una nueva polémica se suscitó cuando, también en 1924, Carlos Gardel cantó La Cumparsita en la letra de Contursi y Maroni, volviéndolo, paradójicamente, en el tango más popular del momento: “Si supieras/ que aún dentro de mi alma/conservo aquel cariño“. En ese momento, Matos Rodríguez salió a la palestra dando a conocer la letra original de La Cumparsita: “La cumparsa/de miserias sin fin/desfila/en torno de aquel ser/enfermo/que pronto ha de morir/de pena“.
La Cumpasita es también, la primera obra musical que se registró cuando crea la Sociedad Argentina de Autores y Compositores de Música (SADAIC) en 1936. Recordemos que esa entidad regula los honorarios que deben abonar los medios y las instituciones que difunden la música popular argentina y del mundo. Y, hasta hoy, es la pieza que mayor recaudación logró a lo largo de la historia de la institución. Pues, La Cumparsita se interpreta en todo el mundo y ha sido declarada por la UNESCO Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad.