martes, septiembre 29

LO QUE DESNUDA LA CUARENTENA

El sacerdote de la parroquia Caacupé de la Villa 21 24, Lorenzo “Toto” de Vedia, afirmó que la cuarentena “visibiliza cuestiones de fondo como la falta de infraestructura” en el distrito porteño y cuestionó a la Policía de la Ciudad, que ayer quiso hacerle una contravención por una protesta que realizaba junto a organizaciones sociales para reclamar obras de luz y agua en barrios populares.

“Los vecinos están de acuerdo con la cuarentena porque es necesaria, pero visibiliza cuestiones de fondo como falencias de infraestructura de luz y de agua; y después por supuesto, la falta de changas y otras cosas que complican”, dijo el padre ‘Toto’.

En entrevista radial, De Vedia contó el operativo que se realizó el jueves de agosto en horas de la tarde, mientras se realizaba el reclamo para pedir por la prestación de servicios básicos para los vecinos de barrios populares, ante los recurrentes cortes que padecen, según denunciaron.

“Querían hacer una contravención porque íbamos a cortar la calle, justamente para pedir obras que durante años se armaron, se dejaron y no se retomaron, y la noticia que nosotros queríamos hacer trascender es la falta de luz y de agua, y que se atienda esta tragedia”, sostuvo De Vedia.

El cura contó que “al final no hicieron la contravención, se cortó la calle y todo pero no hicieron nada”, y explicó que hicieron “la conferencia de prensa para que la gente lo mirara por Facebook, no para que fuera ahí”, debido a las medidas de distanciamiento social que rigen por la pandemia de coronavirus.

En el día de ayer, organizaciones sociales, sindicales y vecinales integrantes del Comité de Crisis de las Villas 21-24 y Zavaleta de la ciudad de Buenos Aires volvieron a reclamar a las autoridades del Gobierno porteño la realización de “obras de fondo para garantizar el suministro eléctrico y de agua potable para todos los vecinos”.

En una rueda de prensa transmitida a través de las redes sociales, el Comité de Crisis de las Villas 21-24 y Zavaleta denunció la “grave situación social ante la falta de agua y luz y en pandemia” de coronavirus.

“Las agrupaciones sociales del barrio las que están afrontando la pandemia, y en la Villa 21 es la que más casos declarados hay porque es la que tiene más hisopados, y eso se debe a la organización social y el compromiso de la gente que pone el cuerpo y el alma a diario, y eso tiene que ir acompañado del Estado que tiene que poner los recursos”, explicó el sacerdote.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *