lunes, enero 18

LA LEGISLATURA PORTEÑA AVALÓ LA CEMENTACIÓN DE LOS PULMONES DE MANZANA

La Legislatura de la Ciudad aprobó modificaciones al Código Urbanístico (CUR) de la Ciudad, impulsadas por el Ejecutivo porteño, que habilitan la construcción de cocheras o estacionamientos en los pulmones de manzana y propone compensar el suelo absorbente que se pierde con el cemento con estrategias de mitigación, como tanques para almacenamiento de agua y otras construcciones.

“Esta propuesta puso énfasis en simplificar las tramitaciones sin perder de vista la necesidad de contar con seguridad jurídica en el ejercicio profesional, pero poniendo atención en dar celeridad a los proyectos para poder motorizar a los diversos sectores de la economía”, argumentó en el recinto la diputada Victoria Roldán Méndez, del bloque oficialista de Vamos Juntos (VJ).

La edil, que preside la comisión de Planeamiento Urbano de la Legislatura, explicó además que con estas modificaciones se logra un ajuste importante en el sector de logística para quienes  trabajan con el comercio electrónico. “Una actividad que se reforzó con la llegada de la pandemia y va a seguir creciendo. Por eso, permitimos que haya depósitos de menor escala en todas las mixturas. Y limitamos los depósitos de mayor escala”, añadió.

El Código Urbanístico vigente, sancionado en 2018,  establecía que la superficie y solado absorbente del centro libre de manzana debía ser del 100%. Con esta reforma se incrementa la capacidad constructiva sobre los espacios comúnmente denominados pulmones verdes.

La reforma aprobada con 38 votos a favor (del oficialismo y aliados), 18 en contra y una abstención, fue cuestionada por el diputado Javier Andrade (FdT), quien advirtió: “si bien la modificación al CUR -que no lleva dos años de aprobado- se nos presenta como una modificación meramente destinada a resolver cuestiones técnicas y de transparencia, no se trata solo de eso”.

“Se modifican cuestiones sustanciales”, agregó, y mencionó entre ellas la posibilidad de dar mayor altura a los edificios y la autorización para que la planta baja de las edificaciones esté en desnivel hacia abajo con respecto a la vereda, lo que “representa un gran peligro para las personas con discapacidad”.

Andrade apuntó también que la reforma al CUR “permite invadir el centro libre de manzana con subsuelos de estacionamiento, lo que da por tierra con la superficie absorbente de dicho centro”, y  sostuvo que “se agrega altura a las áreas urbanización determinada exclusivamente para convalidar la mayor altura que, por vías de excepción, se otorgó al emprendimiento de Marcelo Mindlin en Figueroa Alcorta al 6.000”.

“Es claro que la reforma busca maximizar los metros cuadrados construibles, favoreciendo los negocios de los grandes desarrolladores inmobiliarios”. concluyó

El CUR vigente fue aprobado en noviembre de 2018 y su modificación requiere de una ley de doble lectura, es decir dos votaciones en el recinto y una audiencia pública entre ellas. La modificación introducida en la sesión de hoy es definitiva, dado que fue aprobada en primera instancia en noviembre del año pasado y en el mes de septiembre se dio cumplimiento a la celebración de la audiencia pública.

Para el diputado del GEN, Sergio Abrebaya , con esta reforma se equipara la  absorción de un techo verde a la del suelo o espacio de tierra, y entiende que la misma  “se lleva puestas necesidades urbanísticas como son la luz y el aire”, en referencia a la posibilidad de construir edificios más altos a través del “segundo retiro”, el cual habilita habilita superficies habitables en el último piso.

“Estas son las estrategias de mitigación que propone el nuevo código para compensar el suelo absorbente que se pierde al construir estacionamientos en los pulmones de manzana, como los tanques que almacenan agua de lluvia”, advirtió el edil porteño.

Por su parte, Matías Barroetaveña (FdT), lamentó que el código “no diga nada sobre la urbanización de los barrios populares, solo cuatro palabras lindas y listo”, y afirmó que su bloque hizo propuestas en este sentido.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *