martes, mayo 28

EL PALACIO DE LA LEGISLATURA

Situado en el corazón institucional de la Ciudad de Buenos Aires, frente a la Plaza de Mayo y junto al Cabildo, el Palacio Legislativo lleva casi dos del momento en que fue reincorporado al exclusivo listado de los Monumentos Históricos nacionales. Por su excelencia arquitectónica academicista y rico patrimonio artístico integrado por obras de destacados pintores, dibujantes y escultores argentinos, de acuerdo a lo publicado en el Boletín Oficial de la República Argentina del 27 de setiembre de 2011 fue declarado Monumento Histórico Nacional mediante el Decreto 1495 precisamente, en el marco del 80° aniversario de su inauguración.

En 1925 se hizo el llamado a concurso público de proyectos y el 29 de diciembre de ese año se seleccionó el diseño del arquitecto Héctor Ayerza, a quien se le asignó la dirección de la obra. El entonces Presidente de la Nación Marcelo Torcuato de Alvear, hijo de quien fuera el primer intendente porteño, asistió a la colocación de la piedra fundamental acto que se concretó el 18 de noviembre de 1926.
La inauguración se produjo el 3 de octubre de 1931 al mediodía. Pero el cuerpo deliberativo de la Ciudad no estaba en funciones pues había sido disuelto por el golpe militar que derrocó a Hipólito Yrigoyen en setiembre de 1930. De manera que la inauguración funcional de la sede se produjo formalmente el 1 de marzo de 1932, bajo la presidencia del concejal socialista Andrés Justo.

Desde entonces el edificio ha sido testigo de numerosos acontecimientos, que inclusive trascendieron su misión parlamentaria. Desde diciembre de 1943 fue ocupado por la Secretaría de Trabajo y Previsión y allí tuvo su despacho el entonces coronel Juan Domingo Perón; en 1949 pasó a ser la primera sede del Ministerio de Trabajo de la Nación. También desde allí, Eva Perón entre la primavera de 1946 y 1952 – el año de su fallecimiento- condujo la Fundación de ayuda social directa que llevaba su nombre. En esos años, entre otros sucesos significativos, en agosto de 1948 en el Salón de Honor se proclamaron los Derechos de la Ancianidad, medida pionera en la legislación internacional. El 19 de julio de 1951 fue declarado Monumento Histórico por el Congreso de la Nación a través de la Ley 14.036 que resultó derogada en diciembre de 1955 por un decreto ley de la autodenominada Revolución Libertadora.

Su uso parlamentario fue retomado con la normalización institucional del país en 1958, y durante las posteriores interrupciones militares parte de sus instalaciones fueron destinadas a oficinas de la Secretaría de Educación, de la OEA y el Ente autárquico Mundial 78, e incluso sus principales salones sirvieron a eventos culturales transitorios entre ellos una muestra de obras del patrimonio artístico del Museo del Prado y otra que mostró parte del exclusivo vestuario del Teatro Colón.
Tras el reconocimiento que la reforma constitucional del año 1994 hizo de la autonomía de la Ciudad de Buenos Aires, el Honorable Concejo Deliberante fue disuelto, el edificio sometido a una reforma estructural y desde el 1 de marzo de 1998 se encuentra dedicado al funcionamiento de la Legislatura porteña. Ubicado en el Casco Histórico, en junio de 2008 fue valorado como Monumento Histórico de la Ciudad mediante la Ley Nº 27.

Diagonal Sur, la peatonal Perú e Hipólito Yrigoyen son las tres arterias que circundan la sede parlamentaria. Sobre la avenida Presidente Julio Argentino Roca se encuentra el frente principal del Palacio Legislativo de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Recuerda a quien fuera durante dos períodos (1880 a 1888 y 1898 a 1904) presidente de la República Argentina por el Partido Autonomista Nacional. Antes de 1914 se denominaba Diagonal Sur. En la intersección con Perú hay un monumento a su memoria, inaugurado en el año 1941. La base está revestida de mármol y la escultura ecuestre fue obra del escultor y pintor uruguayo José Luis Zorrilla de San Martín.

Al Nº 575 está la Puerta de Honor y sobre ella se levanta la característica torre-reloj. En la intersección con Bolívar se encuentra el edificio anexo al Palacio Legislativo. Su forma es triangular, con frente a la Plaza de Mayo y secundando al Cabildo. En las fachadas y el piso principal conserva el diseño original. En la esquina de ochava funciona el Centro de Información y Documentación Legislativa. El terreno fue asignado por Juan de Garay en 1580 a uno de sus colaboradores inmediatos, un criollo paraguayo llamado Luis Álvarez Gaytán cuyo hijo fue alcalde de la ciudad. En el siglo XVII fue heredado por Gregoria de Silveyra y Gouvea y luego perteneció a don Agustín Casimiro de Aguirre, alférez real de Buenos Aires cuya heredad lo mantuvo por casi tres centurias. La edificación fue conocida como el «palacio de Infanzones». Más tarde pasó a ser residencia familiar y museo de Victoria Aguirre. El 20 de enero de 1938 fue adquirido por la Municipalidad de Buenos Aires y en el año 1984 fue transferido por la Ordenanza N° 39.743 – al Concejo Deliberante.
Perú

La calle Perú, sobre la que se encuentra otro de los frentes del Palacio, lleva ese nombre por Ordenanza del 25 de agosto de 1857 en homenaje a la república sudamericana, independizada por el General argentino José de San Martín. Antes se llamó “Santísima Trinidad”, Calle del Pino, “San José” (1738), “Del Correo” y luego “Baltasar Unquera” (1808), “De la Imprenta” (1829) y “Representantes” (1836). El tramo entre Diagonal Sur y avenida de Mayo es peatonal desde el 2001.

Los terrenos con frente a esta arteria fueron incluidos también en la primera delimitación del ejido urbano efectuada en 1580 por Juan de Garay. Los primeros habitantes fueron Pedro Álvarez Gaitán y Domingo Arcamendia. A fines del siglo XVIII y comienzos del XIX estuvo la casa del presbítero José León Planchón, capellán real y vicerrector del Colegio San Carlos. A principios del siglo XX, en la intersección con la actual calle Hipólito Yrigoyen hubo un bar donde nació el Club Atlético Independiente. En esta esquina que desde 1931 tiene superficie semicircular cóncava se encuentra la Entrada de Carruajes o Cochera que por dentro del edificio conecta con los espacios destinados a las máximas autoridades parlamentarias.

Otro de los frentes del Palacio Legislativo de la Ciudad de Buenos Aires está sobre la arteria denominada «Hipólito Yrigoyen». Lleva este nombre desde el año 1946 -poco después que asumiera la primera magistratura Juan Domingo Perón- en homenaje al líder de la Unión Cívica Radical que resultara electo Presidente de la Nación en dos oportunidades: 1916 y 1928. En tiempos de la colonia fue la calle más importante para llegar desde el oeste al centro cívico, se llamó «Cabildo», luego «Villota» y más tarde «de la Victoria».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *