jueves, julio 29

CRECIMIENTO DE CASOS Y SATURACIÓN DEL SISTEMA SALUD PRIVADO EN LA CABA

Un total de 3.116 nuevos casos de coronavirus y 39 fallecidos fueron reportados en las últimas 24 horas en la ciudad de Buenos Aires, lo que elevó a 311.556 el número de contagiados y a 7.677 el de fallecidos en el distrito desde la llegada de la pandemia. En este escenario la ocupación de camas de terapia intensiva en el sector público alcanza el 68%, con una ocupación de 303 camas sobre un total de 450 disponibles en la Ciudad.

En los casos moderados, la ocupación es de 48,6% (730 sobre 1.500 disponibles) y en los leves de 9,1% (458 sobre 5.000). Mientras que la tasa de letalidad, es decir el porcentaje de muertes sobre diagnósticos positivos, se ubica en el 2,46%.

El martes 20 de abril, el coordinador nacional de Salud de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE), Rodolfo Arrechea, advirtió que en la Ciudad hay al menos dos hospitales cuyas Unidades de Terapia Intensiva están saturadas. El Hospital Bernardino Rivadavia tiene “la totalidad de la terapia intensiva ocupada. Las cinco camas de la Unidad Coronaria están utilizándose como terapia intensiva, el shockroom también está ocupado y fueron agregadas camas de la guardia para la atención de pacientes graves que contrajeron Covid-19”, señaló en una entrevista con la agencia de noticias Télam.

“De cada 10 camas de la terapia intensiva -del Hospital Bernardino Rivadavia-, ocho tienen pacientes con respiradores, (cuyo) promedio de edad es de 50 años. En la Guardia, las camas que se están destinando como terapia tienen pacientes con un promedio de edad de 40 años”, dijo el dirigente gremial que calificó como “muy preocupante” la situación sanitaria del sistema público porteño. Consignó además que la Unidad Febril de ese hospital con el agravante de que al día se producen contagios entre el personal de todos los turnos. “En los últimos 30 días, hizo 5.600 hisopados y está entre los tres primeros centros de salud en cantidad de hisopados diarios,  con una positividad  que aumentó increíblemente,  que supera el 50%”.

El Hospital Dr. Juan A. Fernández,  ubicado también en el barrio de Palermo, es el segundo nosocomio que se encuentra al borde de la saturación señaló  Arrechea: “La terapia intensiva, que hace 10 días tenía sus 25 camas ocupadas,  el 100%, de manera acondicionaron las camas del Shockroom a terapia y, de las 40 disponibles, quedan cuatro desocupadas”.

El gremialista también señaló que en  el Hospital J. M. Ramos Mejía “más del 92% de las camas de la Unidad de Terapia Intensiva están ocupadas”. Mientras que en el Hospital (Dr. Carlos) Durand, la situación similar. “La fortaleza del sistema de hospitales de la Ciudad Buenos Aires radica en que se trabaja en red, pero también sabemos que en el sistema privado tenemos un número importante de clínicas y sanatorios en las que que sus terapias intensivas están al 100% de ocupación, como pasa con el caso más emblemático, el Sanatorio Güemes, donde el 80% de los internados en terapia están con respiradores”.

Esta mañana, en la habitual conferencia de prensa en la sede del Gobierno porteño, el ministro de Salud de la Ciudad, Fernán Quirós, reconoció la saturación del sistema sanitario de la Ciudad ante la segunda ola de coronavirus, al revelar que el nivel de ocupación de camas en las unidades de terapia intensiva (UTI) en algunos sanatorios y clínicas privadas “está por arriba del 95%”, mientras en los hospitales públicos ese indicador clave llegó al 68%.

El sistema de salud privado porteño está integrado por 66 sanatorios y clínicas, con un promedio de ocupación de camas de terapia intensiva que oscila entre el 82% y el 95%, mientras que los en sector público, compuesto por 33 hospitales , la ocupación es del 68%, afirmó Quirós y aseguró que ambos sectores han sido demasiado exigidos en este último tiempo. “Hemos tenido una curva de casos tremendamente acelerada y ojalá que con el esfuerzo de todos podamos seguir disminuyendo la interacción social en lugares cerrados para bajar la curva. De todas maneras, ese aumento acelerado ha significado un enorme esfuerzo para el sector de la salud”

Un relevamiento efectuado por las cámaras que agrupan a las obras sociales y prepagas del sector privado de la Ciudad muestran niveles de saturación del sector de terapia intensiva que oscilan entre un 90% y 100%. Puntualmente, entre los sanatorios que llegaron al tope de ocupación se encuentran el Güemes, Mitre, Dupuytren, Cemic y los hospitales Alemán e Italiano; en tanto que al 95% están la Trinidad de Palermo, Otamendi y Mater Dei.

Este cuadro de situación provocó que el ministerio de Salud porteño prestara a clínicas y sanatorios privados de la Ciudad 50 respiradores que la administración pública local tenía de reserva. Así lo admitió Quirós en declaraciones a la prensa  “Le hemos prestado nuestra reserva de respiradores a diferentes efectores privados de la seguridad social, nacionales y universitarios para que ellos aumenten su capacidad de respuesta”.

En ese marco, Quirós reveló que existió una reunión “operativa” entre técnicos de su equipo y del Ministerio de Salud de la Nación en la cual los funcionarios porteños comunicaron acerca de “la entrega en préstamo y comodato” de aquellos 50 respiradores.

“Frente al pedido de Nación de cómo podían colaborar con nosotros, les dijimos que si nos reponían la reserva de respiradores, íbamos a estar un poco más tranquilos”, dijo el titular de la cartera sanitaria porteña.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *