CRECE LA CURVA DE CONTAGIOS EN LA CABA

“No hay manera de controlar lo que hacen cientos de miles de jóvenes”, manifestó en la mañana de hoy el ministro de Salud porteño, Fernán Quirós que pidió “evitar al máximo” las reuniones sociales y familiares dentro de lugares cerrados para mitigar la propagación del coronavirus.

Quirós hizo estas declaraciones en el marco de la creciente curva de contagios por coronavirus registrada esta semana en el ámbito de la Ciudad de Buenos Aires.

En el día de ayer se reportó total de 1.254 nuevos casos de coronavirus y 31 fallecimientos, lo que genera un acumulado de 58.708 positivos y 1.256 personas fallecidas desde que comenzó la pandemia, este número indica que la tasa de letalidad o porcentaje de muertes sobre diagnósticos positivos es del  2,14%.

Respecto a la capacidad del sistema público de salud porteño, el reporte dado a conocer esta mañana indica la ocupación alcanza las 266 plazas ocupadas, es decir el 59,1% de las 450 camas de terapia intensiva con las que cuenta la Ciudad. Mientras las camas ocupadas que en los casos moderados es del 51,3% y para los casos leves la ocupación llega al 61,3%.

Quirós responsabilizó de los contagios a las personas que descuidan o incumplen las medidas de prevención: “El tema son los encuentros cruzando familias o gente que no convive en el mismo hogar, en lugares cerrados, mal ventilados y sin tapabocas”, dijo y afirmó que “el contagio es infinitamente pequeño si los encuentros son en espacios públicos, con tapabocas bien colocado y a dos metros de distancia”.

La juventud fue otro blanco para al funcionario. “No hay manera de controlar lo que cientos de miles de jóvenes o millones de jóvenes hacen en un área metropolitana”, señaló y apuntó la responsabilidad individual para evitar los contagios.

“El 70 por ciento de una pandemia tiene que ver con el comportamiento social que tenemos todos”, aseguró el Ministro y propuso que si una reunión es inevitable lo conveniente es hacerla en un lugar abierto, temprano por la mañana o después de las seis de la tarde.

“Hay gente que puede hacer un esfuerzo para una cosa y no para otra, porque las particularidades de la economía, de la vincularidad social, de la angustia, de la depresión, cada uno tiene su dinámica y su realidad, dentro de eso la cooperación requiere de un marco de confianza”, dijo, y se mostró contrario en realizar campañas basadas en el miedo.

“Un contexto de miedo, de pavor, saca la necesidad de uno para sobrevivir y a veces genera respuestas inapropiadas. La mejor estrategia para gestionar esta pandemia es generar espacios de diálogo y miradas colectivas y comprensión del otro que muchas veces es contrapuesto a lo que uno puede opinar. Desde nuestra mirada la mejor estrategia es generar diálogo”, dijo.

Desde que comenzó la pandemia, en marzo pasado, en la Ciudad de Buenos Aires se realizaron solamente de 228.047 hisopados, datos que arrojaron un índice de positividad del 41,2% entre las personas que residen en el territorio porteño. Mientras que el día de ayer, tras realizar 2.754 hisopados, la tasa de positividad se elevó al 45,5%, lo que indica la curva de contagios experimenta un significativo ascenso.

En los barrios populares, se notificaron ayer 116 nuevos casos de coronavirus, 4 fallecidos y 69 personas dadas de alta. El total acumulado de muertos en esos conglomerados es de 146 mientras que la cantidad de personas contagiadas desde marzo es de 13.158,con un índice de letalidad del 1,1%.

Respecto al resto de la Ciudad, se confirmaron 686 casos en Balvanera y 303 en Flores; mientras que en La Boca hubo 259 positivos; en Constitución, 220; en Barracas, 289; en Almagro, 285; en Palermo, 210; en Villa Soldati, 209; en Pompeya, 107; en Paternal, 148; en Chacarita, 191; en Parque Chacabuco, 75; en Boedo, 19; en San Cristóbal, 109; en Mataderos, 112; en Recoleta, 46; en San Telmo, 109; en Caballito, 145; en Lugano, 138; en Parque Avellaneda, 53; y 18 casos en Villa Ortuzar.

En cuanto a los geriátricos, se reportaron ayer 592 pruebas serológicas (31.840 acumuladas) con 29 positivas (1.037 acumulado), mientras que hubo 25 casos (651 acumulados) con la enfermedad en curso detectados mediante la prueba de PCR, que es la que se realiza para ver si la persona está cursando Covid-19.

En los centros de salud, el Gobierno porteño reportó ayer 4.211 test serológicos realizados en ayer al personal sanitario, con un total acumulado de 142.949. De esa cantidad, 131 (3.507 acumulados) dieron positivos, mientras que 42 (1.140 acumulados) trabajadores fueron notificados ayer positivos al PCR.

El contagio entre el personal de la salud también es motivo de alarma, en la tarde ayer se detectaron ocho casos de coronavirus en trabajadores en el servicio de guardia pediátrica del Hospital Rivadavia, lo que motivó que el cierre preventivo de ese servicio.

Entre los agentes de seguridad y tránsito el reporte notificó ayer 5.556 test de anticuerpos (42.761 acumulados) de los cuales 577 resultaron positivos (con un acumulado de 2.562), mientras que 95 trabajadores fueron reportados ayer diagnosticados con Covid-19 por PCR, lo que elevó a 371 el total de enfermos en ese sector.

Quiros apeló esta mañana al respeto de los derechos colectivos y a la construcción de ciudadanía para poder atravesar de la mejor manera esta pandemia.