CAÍDA DE LAS VENTAS MINORISTAS EN LA CIUDAD

La dinámica del comercio minorista de la Ciudad de Buenos Aires experimentó en el segundo trimestre de 2019 un amplio deterioro del consumo. Los bienes de primera necesidad: alimentos, bebidas, artículos de limpieza e higiene figuran entre las variables más afectadas junto a indumentaria, electrodomésticos y artículos para el hogar. Estos datos se desprenden del informe sobre Dinámica del comercio minorista – 2º trimestre elaborado por la Dirección General de Estadísticas y Censos de la Ciudad.

Entre abril y junio el sector supermercadista sufrió una caída en sus ventas del 9,4%. Este porcentaje da cuenta de las dificultades por las que atraviesa este sector, que acumula cuatro trimestres consecutivos de bajas. En tanto que la facturación mostró un incremento interanual del 47,4%, debido, principalmente, a la alta tasa inflación.

Los centros comerciales (shoppings), registraron una caída de ventas interanual del 8,4%. Indice que se suma al deterioro acumulado desde el inicio del año. Aunque, la disminución de las ventas en este segundo trimestre, experimentó un guarismo más favorable al registrado en el periodo enero/marzo de 2019. Y exhibió un incremento del 37,4% en comparación con igual período de 2018.

Las compras familiares realizadas en autoservicios mayoristas constituyeron el único segmento que logró sostener el nivel de consumo de un año atrás; registró un mínimo incremento de 0,7%. Por cuarto trimestre consecutivo, este sector experimentó una contracción del 9,4% la contracción en sus ventas constantes. Como correlato, la facturación tuvo un ascenso extraordinario de la facturación, que en términos interanuales, alcanzó 68,4%. Incremento que se explica únicamente en un contexto de alta inflación como el que atraviesa nuestro país.

Las ventas de los comercios de electrodomésticos y artículos para el hogar mostraron un descenso interanual del 49,8%; profundizando la tendencia a la reducción de las compras de bienes semidurables. La facturación también registró un fuerte descenso con respecto al segundo trimestre de 2018, con una caída del 17,8%.

Al cierre del segundo trimestre el sector supermercadista declaró 904 bocas de expendio, 37 más que en el período equivalente de 2018 y 2 menos en comparación con el trimestre anterior. Respecto a la superficie total que se destinó para la venta, el sector sufrió una contracción interanual del 4,3% y, en cuanto al tamaño promedio por boca, una reducción del 8,2%.

El cierre del centro de comercial (o shopping) Buenos Aires Design, afectó negativamente la medición y contribuyó con la dinámica negativa que venía mostrando este sector. La cantidad de locales activos con 20 meses consecutivos de caídas hasta marzo-19, explica el empeoramiento de los indicadores, donde se señala que respecto a junio de 2018, los locales comerciales se redujeron un 99% y, relación a marzo del presente año un 58%. Duplicando, así, el ritmo de caída del trimestre anterior.

Entre abril/junio de 2019 el sector de electrodomésticos y artículos para el hogar registró ventas por $4.174 millones, equivalente a una contracción interanual del 17,8%. Este resultado estuvo atravesado por la coyuntura de retroceso económico, caída del salario y alta inflación que atraviesa el país, que determinó una caída de las ventas constantes en el segundo trimestre de 2019 del 49,8%.