CAÍDA DE LAS VENTAS EN LA CIUDAD

En el tercer trimestre de 2018 la dinámica de las ventas minoristas en la Ciudad de Buenos Aires experimentaron un empeoramiento de las principales variables indicativas de la marcha del consumo, señala un informe elaborado por la  Dirección General de Estadística y Censos del Gobierno de la Ciudad sobre la base de datos de este organismo y la Encuesta de Supermercados, Autoservicios Mayoristas, Encuesta de Centros de Compras y Encuesta de Comercios de Electrodomésticos y Artículos para el Hogar que realiza el INDEC.

La caída de las ventas afectó principalmente el comercio de bienes de primera necesidad a través de los supermercados (alimentos, bebidas, artículos de limpieza e higiene personal) y las transacciones de bienes semidurables (electrodomésticos y artículos para el hogar). Las cadenas de supermercados registraron una caída interanual del 4,1% en sus ventas a valores constantes, tras dos trimestres consecutivos de haber mostrado signos de recuperación (1,8% en el primer trimestre y 0,3% durante el segundo).  No obstante, la facturación ascendió un 27,9% en comparación con el mismo período de 2017, fenómeno que se corresponde al constante aumento de precios de los productos de primera necesidad.

En tanto que las ventas en los centros comerciales (shoppings) se mostraron estables en volúmenes físicos (mínima reducción del 0,1%), mientras que a valores corrientes aumentaron un 26,4%.

Por su parte, las compras realizadas por consumidores finales en autoservicios mayoristas registraron un leve decremento en términos reales (-1,0%), mientras que la facturación creció un 34,3% con respecto al tercer trimestre de 2017.

Los comercios de electrodomésticos y artículos para el hogar aumentaron su facturación un 16,6%. Como correlato, las ventas a precios constantes mostraron una caída interanual significativa, del orden del 15,2%.

Ventas en supermercados

Durante el tercer trimestre de 2018, las ventas de los supermercados de la Ciudad totalizaron $19.319 millones, lo que representó un incremento en la facturación del 27,9% en la comparación interanual. En cuanto a la desagregación por grupo de artículos, sobresale la participación de Alimentos y bebidas (73,1%), seguido por Artículos de limpieza y perfumería, con el 13,6% del total. En términos de dinámica se observa que las ventas del primero crecieron a un ritmo más acelerado que el del promedio (29,5%); en contraposición, el rubro Electrónicos evidenció el menor incremento, con un alza a valores corrientes de apenas un 11,0%. La disminución de las ventas en términos reales entre julio y septiembre (-4,1%) acontece luego de un breve período de incipiente recuperación; cabe recordar que los valores positivos del consumo en supermercados del primer semestre se registraron tras dos años consecutivos de caídas durante los cuales se dieron los mayores deterioros de la serie. El desempeño negativo del tercer parcial traccionó a la baja el comportamiento del acumulado: entre enero y septiembre las compras en volúmenes físicos se retrajeron un 0,8% en relación con el mismo período de 2017.

Ventas en shoppings

Entre julio y septiembre de 2018, los centros de compras del distrito porteño registraron ventas por $9.373 millones. Ello significó un incremento interanual del 26,4% y una aceleración de 1,3 % respecto del trimestre anterior.

Casi la mitad de la facturación de los shoppings del trimestre correspondió a la venta de Indumentaria, calzado y marroquinería; de la porción restante, la mayor incidencia quedó en manos de Patio de comidas, alimentos y kioscos (14,8%).

La trayectoria interanual fue variada, con los ascensos más importantes en los sectores Ropa y accesorios deportivos (36,3%), Juguetería (34,8%) y Perfumería y farmacia (33,4%). Al igual que lo comentado en el caso de los supermercados, la venta de bienes semidurables en los centros de compras mostraron el crecimiento, a pesos corrientes, más acotado (Electrónicos, electrodomésticos y computación; 10,7%).

En relación con las ventas constantes, el sector enfrentó una mínima caída interanual (-0,1%), luego de haber mantenido registros positivos por el lapso de un año. En términos acumulados, el buen desempeño de los dos primeros trimestres explicó un cierre interanual positivo del 4,2%.

Ventas en autoservicios mayoristas

Durante el tercer trimestre, los autoservicios mayoristas facturaron un total de $689 millones en concepto de ventas a consumidores finales, lo que significó un alza interanual del 34,3% y un crecimiento de 0,8%. con respecto al trimestre previo.

Alimentos y bebidas mostró una participación mayoritaria dentro de la facturación (61,8%), seguido de Artículos de limpieza y perfumería (30,6%). Comparativamente, respecto de la composición de las ventas en supermercados, las compras familiares en negocios mayoristas priorizan la adquisición de Artículos de limpieza y perfumería.

A valores corrientes, se observó un incremento importante de las ventas de Electrónicos y artículos para el hogar (a diferencia de lo acontecido en supermercados y shoppings), aunque con escasa incidencia dada su baja participación.

La facturación de Artículos de limpieza y perfumería lideró el crecimiento de los rubros restantes y aumentó por encima del total. Las ventas medidas en unidades físicas, por su parte, mostraron una leve caída con respecto a igual período de 2017 (-1,0%), tras un primer semestre de significativo dinamismo, sobre todo en los primeros tres meses del año. De esta forma, el consumo familiar en autoservicios mayoristas acumulado hasta septiembre exhibió un ascenso del 6,9% en relación con el mismo período de 2017.

Superficie del área de ventas en supermercados y shoppings

En la Ciudad el sector supermercadista registró la apertura de 59 bocas de expendio. Esto significó un incremento interanual del 7,0% y exhibió el mejor desempeño del último año y medio

El aumento en la cantidad de bocas se verifica en un contexto de contracción de la superficie total del área destinada a la venta (4,0%) y profundiza, en consecuencia, la tendencia histórica hacia la reducción del tamaño promedio por boca.

Por otra parte, el segmento de centros comerciales sufrió una disminución interanual en la cantidad de locales activos (-2,6%), que totalizaron 1.357 en el tercer trimestre de 2018. En términos de superficie, si bien se observa una contracción del 2,4%, las dimensiones promedio por local se mantuvieron estables.

Ventas en comercios de electrodomésticos

Los comercios de electrodomésticos y artículos para el hogar cerraron el trimestre de referencia con una facturación de $3.729 millones, que equivale a un alza interanual del 16,6%.

Con respecto al desempeño del período previo, cuando las ventas experimentaron una extraordinaria suba debido a la celebración del mundial de fútbol, se observa una fuerte desaceleración (-55,8 p.p.).

Las ventas constantes, como se observa, sufrieron una importante contracción que alcanzó un 15,2% en términos interanuales.

Sin embargo, dado el boom de ventas del segundo parcial, el análisis del acumulado arroja un registro positivo del 14,8% con respecto al período equivalente del año anterior.