martes, junio 25

FRENO DE LA JUSTICIA AL AUMENTO DEL SUBTE

El reciente fallo de la jueza Elena Liberatori a favor del amparo presentado por representantes de la izquierda y organizaciones sociales marca un hito en la lucha contra los incrementos desmedidos en las tarifas del subte en la Ciudad de Buenos Aires. La decisión judicial de suspender temporalmente los aumentos tarifarios es un logro significativo que merece ser analizado detenidamente.

En la tarde de ayer se conoció la resolución favorable a la medida cautelar solicitada por la diputada Myriam Bregman del PTS-FITU, la legisladora Alejandrina Barry del mismo espacio político, el legislador Patricio del Corro y el metrodelegado Claudio Dellecarbonara. La magistrada hizo lugar, también, a la medida cautelar, en el mismo sentido, presentada por el Observatorio por el Derecho a la Ciudad.

La suspensión de los aumentos tarifarios hasta el 10 de julio de 2024 no solo representa un alivio para el bolsillo de miles de ciudadanos, sino que también envía un mensaje contundente a las autoridades encargadas de fijar las políticas tarifarias. Es imperativo que se respeten los derechos de la población a acceder a un servicio público esencial como el transporte subterráneo, sin que ello represente una carga excesiva para su economía doméstica.

El hecho de que se intimara a Sbase a presentar un nuevo cuadro tarifario es una señal de que el camino hacia una tarifa justa y equitativa aún está en construcción. Es fundamental que esta revisión tarifaria se realice de manera transparente y participativa, teniendo en cuenta las necesidades reales de los usuarios y buscando siempre el equilibrio entre la calidad del servicio prestado y el costo asumido por los ciudadanos.

La importancia de este fallo trasciende lo meramente económico para adentrarse en el terreno de la justicia social y la defensa de los derechos fundamentales de la población. La capacidad de organización y movilización demostrada por los representantes de la izquierda en este caso sienta un precedente alentador para futuras instancias de reclamo y defensa de los intereses colectivos.

En un contexto en el que los aumentos tarifarios parecen ser moneda corriente y las condiciones de vida de la población se ven cada vez más afectadas por decisiones gubernamentales desacertadas, la resolución de este amparo representa una luz de esperanza en medio de la incertidumbre. Es un recordatorio de que la lucha por un sistema justo y equitativo es una tarea constante que requiere de la participación activa de todos los sectores de la sociedad.

Uno de los aspectos más relevantes de esta medida es la reducción del precio del pasaje a $125, restableciendo así un costo más accesible para los usuarios. Esta suspensión tarifaria estará en vigor hasta el 10 de julio de 2024, lo que brinda un alivio temporal a los usuarios que se ven afectados por los constantes aumentos en las tarifas del transporte público.

Además, el fallo judicial ha instado a Sbase a presentar un nuevo cuadro tarifario que sea considerado «justo y razonable» para los usuarios. Esta exigencia pone de manifiesto la importancia de garantizar un sistema de tarifas equitativo que no solo beneficie a las empresas prestadoras del servicio, sino también a los usuarios que dependen del transporte público para movilizarse en su vida diaria.

La suspensión de la tarifa actual entrará en vigencia cinco días después de la notificación del fallo. Mientras que la fecha límite establecida para la evaluación de la situación, el 10 de julio de 2024, marca un plazo concreto para revisar el impacto de la medida cautelar y determinar los pasos a seguir en relación con las tarifas vigentes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *