>

DE LA PAYADA AL GENERO CHICO

Por Juan Carlos Jara  Nemesio Trejo -popular allá por 1880 en fondas y almacenes de extramuros como notable cultor del viejo arte de los payadores- había nacido, como el más grande de todos ellos, en la localidad bonaerense de San Martín. El 20 de febrero de 1862, “en un ranchito bizarro y a la orilla de un estero”, según su propio testimonio. Huérfano de padre a los 11 años, contribuyó al sostén familiar trabajando en una imprenta donde aprendió el oficio de tipógrafo. Soler Cañas conjetura que allí se despertó su afición por las letras, la que desarrolló, también como Hernández, en la frecuentación del elemento...