CLAUSURA DE UN CENTRO CULTURAL EN LA BOCA

Militantes y comuneros del barrio de La Boca condenaron la clausura, por parte del gobierno porteño, del Centro Cultural El Sueñero y denunciaron “actitudes persecutorias” de los inspectores que llevaron adelante el operativo por su pertenencia política al kirchnerismo.
Los integrantes del Centro Cultural El Sueñero denunciaron que en la madrugada del domingo, inspectores de la Agencia Gubernamental de Control realizaron un operativo en el lugar exigiendo habilitaciones comerciales en el espacio donde, además de actividades culturales, funcionan un Centro de Formación Profesional reconocido por el Ministerio de Trabajo, y una sede del Plan Fines.
“Los inspectores llegaron a las 3.15 de la madrugada, una vez que habíamos finalizado una actividad cultural con la decisión clara de clausurar el local”, indicó Maximiliano Nenna, comunero del Frente para la Victoria e integrante del espacio cultural.
Juan Pablo Domínguez, responsable del lugar, explicó que luego de solicitarles habilitaciones, que no se condicen con el tipo de actividad, “los inspectores comenzaron a preguntar por qué teníamos en las paredes afiches con la imagen de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner”.
En este sentido, Nenna calificó a esas preguntas como “persecutorias” y consideró que por la orientación política del lugar, los inspectores actuaron con “exacerbación” y afirmó que la clausura “responde a una política clara de la Agencia Gubernamental de Control para cerrar locales culturales”.
“No es casual que nos clausuren cuando somos parte de un espacio mucho más amplio que impulsa una ley para que los centros culturales puedan funcionar sin la amenaza permanente de cierres injustificados” explicó el comunero.
Por su parte, Domínguez reafirmó esa mirada al asegurar que “se trata, claramente, de una persecución del macrismo a todos los que apuestan a la construcción de los lazos sociales a partir de la cultura sin tomar cada curso, taller o evento como una mercancía”.
Opinó, además, que “el macrismo detesta que un grupo de vecinos se pueda organizar políticamente para generar ámbitos de recreación y creación cultural sin la lógica del mercado”.
El Centro Cultural El Sueñero funciona desde 2009 en Tomás Liberti 1133, en el barrio de La Boca, y allí se dictan talleres de formación profesional en materias como Artes Gráficas, Comunicación e Instalación Sanitaria, avalados por el Ministerio de Trabajo.
También funciona una sede del Plan Fines, además del dictado de talleres de candombe y de teatro, jornadas de cine y debate o charlas con dirigentes políticos y sociales del kirchnerismo, etc.