>

LAS DOS MUERTES DE NAZARIO BENAVÍDEZ

 Por Carlos Semorile La crónica del asesinato de Nazario Benavídez es no sólo la de una muerte anunciada, sino además solicitada con vehemencia: desde que el ex gobernador federal ha sido apresado bajo un falso cargo, Sarmiento -desde Buenos Aires- reclama “la eliminación de Benavídez por cualquier medio”. Los unitarios sanjuaninos cumplen su deseo: “Medio muerto, fue enseguida arrastrado con sus grillos y casi desnudo, precipitado desde los altos del Cabildo a la balaustrada de la plaza, donde algunos oficiales se complacieron en teñir sus espadas con su sangre, atravesando repetidas veces el cadáver y...