VOLVER A LOS CLÁSICOS: F. W. MURNAU May06

Etiquetas

Artículos relacionados

Compartir

VOLVER A LOS CLÁSICOS: F. W. MURNAU

En el ciclo Volver a los Clásicos que se desarrolla en la Sala Leopoldo Lugones del Complejo Teatral de Buenos Aires, avenida Corrientes 1570, con el auspicio del el Goethe-Institut y la Fundación Cinemateca Argentina, se proyectarán, desde el martes 7 al miércoles 15 de mayo, nueve films de F.W. Murnau. Localidades únicamente a través del Complejo Teatral de Buenos Aires

Friedrich Wilhelm Murnau (1888-1931) es, junto a D.W.Griffith, Serguei Eisenstein y Alfred Hitchcock, uno de los grandes creadores de formas de toda la historia del cine. Su obra, truncada por un accidente automovilístico que le costó la vida, apenas pudo desarrollarse en poco más de una década, pero incluye films de una belleza incandescente, capaces de atravesar las pruebas del tiempo, como Nosferatu (1922), La última carcajada (1924), Amanecer (1927) y Tabú (1931).
Doctorado en filosofía e historia del arte y discípulo de ese gran revolucionario del teatro moderno que fue Max Reinhardt, Murnau supo fundir en su cine la mejor tradición del romanticismo alemán y contribuyó de manera determinante al apogeo del expresionismo y a la creación del Kammerspielfilm. “Para Murnau, el director más grande que hayan tenido los alemanes –escribió la historiadora Lotte Eisner–, la visión cinematográfica nunca es el resultado del puro esfuerzo de estilización decorativa. Murnau ha creado las imágenes más perturbadoras y más cautivantes de la pantalla alemana”. La continuación de su carrera en Hollywood fue igualmente genial: “Si se me pregunta cuáles son los lugares que más me gustan en mi vida diré que es el campo de Amanecer de Murnau, o la ciudad del mismo film”, escribió François Truffaut. Sobre su film final, Tabú, escribió Eric Rohmer: “No me asusta denominar sublime a esta fusión espontánea de los sentimientos religiosos y poéticos”.

Programación:

Martes 7: Fantasma. (Phantom; Alemania, 1922). Dirección: Friedrich Wilhelm Murnau. Con Alfred Abel, Frieda Richard, Aud Egede Nissen.

“…En esta versión cinematográfica de una novela de Gerhart Hauptmann, un humilde empleado ansía llegar a ser un famoso poeta y casarse con una hermosa muchacha que ha pasado a su lado en una calesa tirada por un poney. Poseído por su deseo, duerme con una prostituta muy parecida a la muchacha inalcanzable, hundiéndose cada vez más profundamente. Hasta que en la soledad de su celda de la cárcel, aprende a renunciar a todos los fantasmas. La película de Murnau alcanza su culminación visual en una secuencia que funde impresiones de la calle en una visión del caos…” (Siegfried Kracauer). A las 14.30 y 19.30 horas (125’; digital)

El castillo Vogeloed. (Schloß Vogelöd; Alemania, 1921)Dirección: Friedrich Wilhelm Murnau. Con Arnold Korff, Lulu Keyser-Korff, Lothar Mehnert.

“…En el castillo Vogeloed se reúnen una serie de aristócratas para disfrutar de una partida de caza. Mientras esperan a la baronesa Safferstätt, el conde Oetsch se presenta en el castillo y se hace invitar a la reunión. Todos recelan de Oetsch, hace tres años mataron a su hermano, quien fue marido de la baronesa Safferstätt y piensan que fue él. Sólo el esfuerzo de Murnau, Carl Mayer, Hermann Warm y Fritz Arno Wagner podría haber dado frutos –como de hecho ocurrió- a la hora de crear, a partir de esta historia un tanto confusa, una atmósfera genuina, opresiva, cargada de angustia” (Lotte Eisner) A las 17 y 22 horas (75’; digital)

Miércoles 8: Nosferatu, una sinfonía del horror. (Nosferatu, eine Symphonie des Grauens; Alemania, 1922). Dirección: Friedrich Wilhelm Murnau. Con Max Schreck, Alexander Granach. Versión libre de la novela Drácula, de Bram Stoker.

“Contrariamente a lo que sucedía en la mayor parte de las películas alemanas de la época, los paisajes, las vistas de la pequeña ciudad o del castillo de Nosferatu se rodaron al aire libre. (…) La naturaleza participa en el drama: mediante un montaje lleno de sensibilidad, el empuje de las olas deja prever la proximidad del vampiro, la inminencia del destino que va a golpear la ciudad. Sobre todos esos paisajes, colinas sombrías, espesos bosques, cielos de nubes desflecadas que anuncian la tempestad, se cierne, como diría Balazs, la noción de lo sobrenatural, aunque sean naturales” (Lotte Eisner). A las 14.30, 17, 19.30 y 22 horas (94’; digital)

Jueves 9: Las finanzas del Gran Duque. (Die Finanzen des Großherzogs; Alemania; 1923)Dirección: Friedrich Wilhelm Murnau. Con Harry Liedtke, Mady Christians, Guido Herzfeld.

El Gran Duque de Abbaco se encuentra en graves apuros económicos, por lo que no puede afrontar la deuda que tiene. Su principal acreedor estudia expropiar el condado entero. Sus planes de boda con Olga, la Gran Duquesa de Rusia, podrían resolver sus problemas económicos, pero una carta crucial en la que se anuncia su compromiso es robada… Esta comedia, que cosechó un enorme éxito en su época, fue adaptación de una novela de Frank Heller. El guión estuvo a cargo del propio Murnau y de Thea Von Harbou, esposa en ese tiempo de Fritz Lang y autora de Metrópolis, Spione y La mujer en la Luna. A las 14.30 y 17 horas (80’; digital).

 Viernes 10: La última carcajada. (Der letzte Mann; Alemania, 1924) Dirección: Friedrich Wilhelm Murnau. Con Emil Jannings, Maaly Delschaft, Max Hiller.

 “…Tragicomedia sobre el destino de un portero de hotel, orgulloso de su librea con galones, admirado por su familia y por los vecinos del patio trasero de su casa como si fuera un general. Luego, ya viejo para llevar las pesadas valijas, pasa a una situación de semi-entierro, de encargado como ‘último de los hombres’ del baño para caballeros; debe pues cambiar su aparatoso ropaje por una simple casaca blanca. Su familia se siente deshonrada y se convierte en el hazmerreír de los vecinos, dispuestos a vengarse de la adulación de que le prodigaron antes. Esa es una tragedia alemana por excelencia, incomprensible fuera de ese país donde el uniforme es rey, es Dios. Un espíritu latino difícilmente podrá concebir su contenido trágico” (Lotte Eisner). A las 14.30 y 17 horas (101’; digital)

 Sábado 11: Tartufo (Herr Tartüff; Alemania, 1925). Dirección: Friedrich Wilhelm Murnau. Con Emil Jannings, Werner Krauss, Lil Dagover.

 Basada en la célebre obra de Molière y realizada por uno de los mejores equipos de la UFA (Emil Jannings como protagonista, Carl Mayer como guionista y Karl Freund como operador de cámara) Tartufo narra la historia un hombre de acomodada posición que durante un viaje conoce a un misterioso personaje llamado Tartufo, que le hechiza por completo con sus rígidas ideas morales.

 “Para Murnau, al igual que más tarde para el Pabst de Lulú, el rostro de un actor se convierte en una especie de paisaje que el ojo inquisidor del objetivo explora incansablemente hasta sus rincones más secretos, descubriendo continuamente ángulos nuevos, imprevistos y sorprendentes, nuevas superficies a iluminar” (Lotte Eisner). A las 14.30 y 17 horas (74’; Digital)

 Domingo 12: Amanecer. (Sunrise: A Song of Two Humans; EE.UU., 1927) Dirección: Friedrich Wilhelm Murnau. Con George O’Brien, Janet Gaynor, Bodil Rosing.

 Un campesino se enamora de una sofisticada mujer de ciudad que está pasando una temporada en el campo. Su obsesión por ella es tal que descuida sus labores y, cuando la mujer le pide que se deshaga de su esposa, el hombre decide planearlo todo para cumplir los deseos de su amante.

 “El film más poderoso y avanzado de Murnau, superior incluso a La última carcajada. El estudio del guión de Carl Mayer no hace sino reforzar la impresión que causa el film por sí mismo. Todo el talento que Murnau había desarrollado en Alemania entre 1919 y 1926 se pone aquí de manifiesto de la manera más deslumbrante: su maravilloso sentido de la cámara, iluminación y valores tonales; su maestría en la composición y el orden rítmico de las imágenes. Y su don para crear atmósferas al mismo tiempo que revela las complejidades de los personajes” (Lotte Eisner). A las 14.30 y 17 horas (94’; Digital).

 Lunes 13 – No hay función

 Martes 14: El pan nuestro de cada día. (Our Daily Bread (City Girl); EE.UU., 1929). Dirección: Friedrich Wilhelm Murnau.. Con David Torrence, Charles Farrell, Mary Duncan.

 Después de rodar Four Devils (1928), Murnau le anticipó a la Fox su deseo de que su próxima película fuera “un cuento sobre el trigo, sobre la santidad del pan, acerca de la alienación de las fuentes de sustento que brinda la naturaleza”. Pero la productora modificó su film en el montaje. Sin embargo, la impronta de su creador es evidente aún en su versión final. “Un crítico alemán escribió que El pan… ya no era el Murnau convencional de Four Devils: el estilo y la dirección recuerdan la maestría de Amanecer y los mejores momentos del primer Sjöstrom…” (Lotte Eisner). A las 14.30 y 17 horas (77’; 35mm).

 Miércoles15: Tabú. (EE.UU., 1929-1931). Dirección: Friedrich Wilhelm Murnau. Con Reri, Matahi, Hitu, Jean, Jules, Kong Ah.

Última película de Murnau, que empezó como una colaboración con el famoso documentalista Robert J. Flaherty, aunque por diversos problemas sólo la firmó Murnau. Rodada en Tahití y Bora-Bora, al igual que Nanook of the North hacía con los esquimales, Tabú trasciende el mero registro documental para alcanzar una belleza y un lirismo trágicos.

“Fascinado por su modelo, el artista que es Murnau se olvida del orden que se jactaba de imponerle a la naturaleza y revela su armonía, su unidad esencial. El canto se convierte en himno y oración; la carne transfigurada descubre este más allá, del que extrae vida. No me asusta denominar sublime a esta fusión espontánea de los sentimientos religiosos y poéticos” (Eric Rohmer).