VIOLENCIA SEXUAL Y FEMICIDIOS

Observatorio de Femicidios elaboró un informe que da cuenta que en nuestro país muere una mujer por día víctima de la violencia sexual. Significativamente, la muestra da cuenta que el hogar familiar aparece como el lugar más peligroso y los principales agresores son las ex o actuales parejas de las víctimas.
Los últimos casos que tomaron estado público: el de Natalia en Bahía Blanca, que fue brutalmente golpeada por su ex pareja delante de su hija. El de Elizabeth en Avellaneda, a quien su novio torturó una picana eléctrica el día de su cumpleaños. Y el reciente femicidio en la provincia de San Juan, confirman un marcado aumento de la violencia sexual contra las mujeres.
En la Ciudad de Buenos Aires, en lo que va del año, 5500 mujeres pidieron ayuda a la línea de teléfono gratuita que tiene la Dirección de la Mujer del gobierno porteño, 0800 66 MUJER, por casos de violencia doméstica, malos tratos y agresiones.
Existe también un importante porcentaje de mujeres que no se animan a realizar las denuncias correspondientes contra sus agresores. “Cerca del 40% de las mujeres no quieren hacer la denuncia”, afirma Eva Giberti, la coordinadora del programa “Las víctimas contra las violencias” del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos.
En tanto, Carolina Stanley, ministra de Desarrollo Social porteña, aseveró que: “en estos meses, hemos recibido una gran cantidad de llamadas a la línea telefónica. Esta es sólo la primera instancia, el primer contacto. La mayoría son mujeres que han soportado meses o tal vez años de malos tratos y que, a partir de una situación puntual, se deciden a llamar. El detonante suele ser una situación de violencia delante de los hijos o que puso en riesgo su vida. Sólo ahí, por lo general, las mujeres se animan a llamar. El pedido de ayuda, lamentablemente, llega en un punto límite”.
“Hemos detectado en el último tiempo un aumento en la cantidad de denuncias por noviazgos violentos”, admitió Stanley. Y agregó: “Estamos trabajando bastante sobre este tema, porque es importante que las mujeres puedan detectar tempranamente signos de violencia que pueden aparecer en una relación. Cuando hay un novio que aísla a la pareja de sus amigos, de su familia; que le pide que no trabaje, que es muy celoso y le revisa los correos y el teléfono; ésos pueden ser síntomas tempranos de una relación que puede ser violenta”.
“Es importante destacar que en los casos que corre riesgo la vida de la mujer y no tiene dónde ir, existe un refugio donde puede ir a vivir temporariamente”, explicó la Ministra porteña.
En este sentido, y a nivel nacional, en 2008 comenzó a funcionar la Oficina de Violencia Doméstica de la Corte. Desde ese entonces, se registraron 27.959 casos. Los principales agresores son las ex y actuales parejas de las víctimas. El 90% de los casos se convirtió en una denuncia civil mientras que el 64%, en penal. Además, la violencia psicológica es tan marcada como la violencia física. La primera, en el 96% de los casos, y la segunda, en el 68 por ciento.
Según las estadísticas de la Oficina de Violencia Doméstica de la Corte, entre mayo de 2010 y mayo de 2012, los casos de violencia en todo el pa´sis, aumentaron  un 57%: durante mayo de 2010, hubo 530 casos y, en mayo último, 833.