VIOLENCIA MACHISTA Y FEMICIDIOS

“Antes las mujeres no hablábamos, no contábamos. No sé si era miedo o vergüenza. O sentir que la justicia no te ayudaba”, reflexiona Maira Maidana una de las víctimas de violencia sexual contra las mujeres, en una entrevista.

Maidana, de tan sólo 29 años,  tiene cicatrices en el cuello y el pecho y habla casi susurrando a causa de las quemaduras. Fue prendida fuego por su pareja durante la Nochebuena de 2011.  Estuvo cuatro meses internada y tuvo que pasar por 59 cirugías. Las cicatrices que le quedaron dan muestra de infierno que debió soportar. Hoy por hoy, gracias al movimiento Ni una Menos, Maidana puede contar lo que le sucedió y se atreve a posar para una fotógrafa de AnPress (1).

“Me gusta que se muestre, que se abran los ojos, que lo vean todos”, dice convencida que esta es una forma efectiva de concientizar a las mujeres sobre la violencia machista en nuestro país, y señala: “Con ‘Ni una Menos’ las mujeres ya no se ocultan”.

Sólo en 2016 se registraron 254 feminicidios en Argentina, según un reporte de la Corte Suprema de Justicia difundido a fines de mayo. Esto significa que una mujer es asesinada cada 34 horas en el país. En 60 de los casos había denuncias previas por violencia.

Una de cada tres mujeres en el mundo ha sufrido violencia psicológica o física, según las Naciones Unidas. En la mayoría de los países menos del 40% de las víctimas buscaron ayuda.

En Argentina se cometieron 2.384 feminicidios entre 2008 y 2016, según la Casa del Encuentro, una asociación por la defensa de los derechos de las mujeres. No son las cifras más altas de América Latina, pero los casos han tenido un aumento constante en los últimos años, dijo Ada Rico, presidente de esa organización.

La cultura machista es todavía fuerte en Argentina, donde las mujeres sufren acoso callejero con frecuencia. En 2014, cuando era el alcalde de Buenos Aires, el actual presidente Mauricio Macri dijo en una entrevista que a todas las mujeres les gusta que les digan qué buen trasero tienen. El comentario le valió duras críticas y desde que fue electo en 2015 se manifestó a favor del “Ni una menos” y de mayor protección para víctimas.


(1) Foto de portada, tomada en febrero de 2017, donde Maira Maidana posa para un retrato en Buenos Aires para la fotógrafa Natacha Pisarenko /AP Fotos.