VIDEO SOBRE EL DERECHO AL ABORTO

El 28 de mayo es el Día Internacional de Acción por la Salud de la Mujer, por decisión tomada en 1987 por la Red Mundial de Mujeres por los Derechos Sexuales y Reproductivos. Por este motivo, un conjunto de organizaciones sociales presentaron un video explicatico sobre el derecho a realizarse un aborto que tienen todas las mujeres adolescentes y niñas que han sido víctimas de violación. El corto fue realizado por Amnistía Internacional Argentina, el Centro de Estudios de Estado y Sociedad (Cedes), la Fundación para Estudio e Investigación de la Mujer (Feim) y el Equipo Latinoamericano de Justicia y Género (Ela) con el apoyo del Consorcio Latinoamericano Contra el Aborto Inseguro.
“Las directrices de la Organización Mundial de la Salud (OMS) establecen que toda mujer o niña que quede embarazada a consecuencia de violación debe tener acceso a un conjunto de servicios de apoyo, que incluya la información sobre servicios de aborto seguro y legal y la opción de acceder a ellos”, recordó Mariela Belski, directora ejecutiva de Amnistía Argentina.
La vigencia del aborto legal por violación fue reafirmada por la Corte Suprema de Justicia de la Nación en marzo de 2012 “pero la situación de falta de acceso al derecho no ha cambiado sustancialmente”, aseguró Natalia Gherardi, directora Ejecutiva de Ela, quien remarcó la importancia “de tener un protocolo de actuación que se cumpla en todo el país”.
En ese sentido, Mabel Bianco, presidenta de Feim, resaltó que “es fundamental el trabajo intersectorial, con protocolos unificados, porque se apuesta a que los abortos se hagan, pero en silencio” y destacó que “la falta de mecanismos claros para exigir derechos, revictimiza a las mujeres”.
En tanto Silvina Ramos y Mariana Romero del Cedes recordaron que la OMS “aconseja el aborto con medicamentos y desaconseja el legrado, por lo que es necesario que se apruebe el misoprostol para uso obstétrico”.
En la guía técnica de la OMS, publicada en 2012, se adopta para la práctica “la combinación de los medicamentos mifepristona y misoprostol. Las mujeres se han apropiado de este método, pero seguimos en la clandestinidad, los compramos a través de redes informales. No se hace así en el caso de las campañas de vacunación, por qué hacerlo con el aborto legal”, aseveró Ramos.
El aborto con medicamentos “es efectivo, pero necesitamos que ellas estén acompañadas, aconsejadas. Ahora se hace en el circuito informal, se asesora gracias a organizaciones y servicios amigable por teléfono o internet; esto pone al aborto en manos de las mujeres. No hay opción”, agregó Romero.
Una mujer violada que solicita un aborto “no necesita denuncia; si es niña o adolescente hay que escuchar su decisión y hay que tener en cuenta que la mayoría de las violaciones ocurren en el círculo intimo de la mujer, incluso su propia pareja, situación en que también tienen derecho a interrumpir el embarazo y lo pueden exigir en hospitales públicos”.