VEREDAS ROTAS EN LA CIUDAD

La Defensoría del Pueblo de la Ciudad intimó a la empresa Edesur para que repare todas las veredas de la Ciudad de Buenos Aires que se encuentran deterioradas por tareas de mantenimiento de la red de suministro eléctrico. En tanto que recomendó a la Dirección General de Fiscalización del Espacio Público que controle y fiscalice el accionar de las empresas que realizan aperturas en la vía pública, que verifique la ejecución de los cierres definitivos, dentro de los plazos y bajo las modalidades previstas y que adopte las medidas necesarias cuando se registran incumplimientos. Y solicitó al Ente de Mantenimiento Urbano Integral que observe las obras que llevan a cabo las empresas y asegure una buena conformación y conservación de las veredas.
En la recomendación elaborada por la Defensoría, se destaca que las empresas prestadoras de servicios que realizan trabajos en la vía pública deben cumplir con las exigencias normativas ineludibles, “que implican ejercer su actividad comercial en armonía con los derechos elementales de las personas de transitar por los espacios públicos y de mantener indemne su integridad física”.
Por esa razón, se señala que Edesur debe realizar los cierres definitivos conforme lo estrictamente regulado por la legislación local y que la omisión de reparar las veredas bajo las modalidades estipuladas y dentro de los plazos prescriptos representa una conducta no tolerada por el ordenamiento vigente.
En ese sentido, el texto de la resolución subraya que la ejecución de las aperturas en la vía pública destinadas a mejorar la prestación de servicios no debería generar impactos negativos en los habitantes de la ciudad, sino representar una intervención usual y habitual que no afecte la transitabilidad de los vecinos ni perjudique su integridad física.
Además, la Defensoría advirtió que el Gobierno porteño tiene el deber de mantener en perfecto estado de conservación y mantenimiento las veredas y calles de la ciudad.