VENDERÁN EL EX MERCADO DEL PLATA

Inspirado en un viejo  proyecto de Jorge Telerman, el reelecto Jefe de Gobierno, Mauricio Macrí anunció que implementará el traslado de la administración y la creación de un centro cívico en la zona sur de la ciudad, para lo cual acaba de otorgar la partida correspondiente en el proyecto de Presupuesto de la Ciudad año que viene. El complejo de edificios estará en el barrio de Barracas, en el cruce entre la Avenida Amancio Alcorta y Perdriel.

Macri se refirió al proyecto como “algo factible de hacer, no es algo monumental” y  agregó que el costo del mismo sería financiado con impuestos. “Algo que puede hacer el gobierno porteño con los impuestos”, es la frase que usó ayer en la conferencia de prensa donde anunció la mudanza, pero obvió dar precisiones sobre locaciones, plazos  y costos de la obra, que piensa iniciar en el curso de 2012.

Se estima que trasladar los despachos de Avenida De Mayo 525 al sur de la ciudad costará alrededor de 60 millones de dólares. Y, que los fondos para costear este desembarco, no provendrán de los impuestos de los porteños, sino que se financiará a través de una operación inmobiliaria con un bien de la Ciudad de Buenos Aires. Nada más ni nada menos que la venta del edificio del Mercado del Plata, cuyo valor a precio de mercado ascendería a los 60 millones de dólares.

El histórico inmueble ubicado en Carlos Pellegrini 211 fue fundado en 1856 para tareas de abasto, pero en 1947 fue demolido y se construyó el edificio que hoy es conocido por los porteños como el lugar donde está el Tribunal de Faltas además de otras dependencias del Estado porteño.

Para el ex Jefe de Gobierno, Jorge Telerman, este “es un edificio obsoleto en una de las manzanas más apreciadas de la ciudad, nosotros creemos que con su venta se puede financiar casi todo el proyecto”. Sin embargo, el ex funcionario se mostró disconforme con el lugar elegido para la nueva sede del Gobierno porteño, por su proximidad a los hospitales Moyano  y Borda: “No me parece una buena locación, va a enturbiar un proyecto que debería ser un hito”, advirtió Telerman, quien dijo desconocer que destino se le dará a la actual sede del gobierno porteño y a la Casa de la Cultura, fundada en 1869, donde funcionó el diario La Prensa.