UNA LEY QUE NO SE REGLAMENTA

Una ley porteña destinada a dar protección integral a 17.000 personas que se encuentran en situación de calle en la Ciudad de Buenos Aires no se aplica porque el gobierno de Mauricio Macri no la reglamentó a dos años de su sanción, denunciaron hoy organizaciones sociales.
La problemática quedó visibilizada en la esquina de Rivadavia y Callao, frente al Congreso Nacional, donde profesionales y voluntarios de paradores y comedores de la Ciudad de Buenos Aires difundieron una carta destinada a Macri intimándolo “a que cumpla con la ley”.
“El gobierno porteño no ha reglamentado la ley 3706 que fue sancionada el 13 de diciembre de 2010 por la Legislatura y que da verdadera protección a las 17.000 personas que se encuentran en situación de calle en la Ciudad de Buenos Aires”, dijo Horacio Ávila, referente de proyecto 7, una de las decenas de entidades que integran el espacio Carlos Múgica.
La ley que se votó “gracias a las organizaciones que trabajamos hoy en el tema y de profesionales y voluntarios de los distintos paradores y hogares que visibilizaron la problemática rompe con la lógica del asistencialismo porque ve al Otro como un sujeto de derechos”, explicó Ávila.
“Yo fui uno de ellos”, indicó Ávila -quien vivió en la calle durante siete años tras la crisis de 2001 “cuando me caí del sistema”- y por eso “puedo afirmar que esa lógica no hace otra cosa que alimentar la misma rueda”.
No solo hace falta un plato de comida y una cama donde dormir. La protección integral de esas personas pasa por una atención interdisciplinaria, el trabajo articulado de los ministerios y una mirada compleja del tema”, señaló.
Para Ávila, “las personas que están en situación de calle tienen un historia, una vida, saberes que han aprendido. Cuando uno los conoce se entera que muchos han sido personas preparadas y que por alguna razón han quedado en una situación vulnerable”.
Durante la jornada del lunes, se juntaron firmas para apoyar la iniciativa de enviarle a Macri una carta emplazándolo a reglamentar la ley y se difundió una realidad desalentadora: 17.000 personas viven en la calle, entre ellas, 4.500 niños y unos 2.000 adultos mayores.
Pero lo más grave “es que pudiendo cambiar esa mirada y teniendo los recursos humanos y materiales para hacerlo el gobierno mantiene la decisión política de no hacerlo”, denunció Ávila.
Para Emiliano Villar, el abogado que redactó el petitorio que se entregará entre hoy y mañana en la Jefatura de Gobierno porteño, “no reglamentar una ley es tomar una decisión: no tener la voluntad política para cumplir esa ley”.
“Como es obligación del Estado, la carta que presentaremos le da la oportunidad a Macri de reparar el daño, reglamentando la Ley 3706 de Protección y garantía Integral de los derechos de las Personas en Situación de Calle”.
Para Gustavo Viviani, integrante del espacio Carlos Múgica, “si bien la problemática no empezó en 2001 y aqueja a las grandes ciudades, es grave que teniendo una ley no podamos ponerla en marcha en todo su alcance”.
“Hay cientos de organizaciones trabajando diariamente en el tema. Con la ley reglamentada podríamos tener protección integral de las personas en situación de calle, una articulación interministerial, y medidas más acorde a la problemática”, señaló Viviani.
Para el referente social, “si el gobierno se pusiera en el lugar de quien está en situación de calle o en riesgo de estarlo, no mandaría tarde los subsidios a los hoteles y no pondría horarios limitados a los paradores. Estarían abiertos todo el día. También mantendría los dispositivos tanto en verano como en invierno”.
“El asistencialismo solo te provee de cosas para mantenerte con vida pero no te da herramientas para romper el aislamiento”, señaló.
Para el dirigente social, “la ley podría viabilizar los recursos humanos y materiales para garantizar todos esos derechos: los tratamientos de adicciones, terapias psicológicas y programas de reinserción laboral, entre otras estrategias”.
“Pero la más importante es que una ley con una mirada no asistencialista e integradora le devuelve a la persona su condición de sujeto de derechos, al proveerle de herramientas para recuperar sus saberes, su oficio, su identidad cultural y social”, resumió Villar.
Los interesados en sumarse a este espacio social pueden escribir a [email protected]