UN COOPERATIVISTA EN LA DEFENSORÍA DEL PUEBLO

El presidente de la federación Facta y referente del hotel Bauen, recuperado por sus trabajadores, es uno de los 39 candidatos para ejercer la Defensoría del Pueblo de la Ciudad de Buenos Aires, donde hay más de dos mil fuentes laborales en riesgo luego de que el Jefe de Gobierno vetara en diciembre pasado una norma que protege a esas empresas.
“Nosotros, que hicimos de los colectivos una verdadera herramienta para defender el trabajo, tomamos esto como una postulación que en mi nombre representa a un conjunto de compañeros, trabajadores autogestionados, asociados en cooperativas, que son parte del movimiento de la economía solidaria”, explica Tonarelli.
Entrevistado en el programa radial Fabricando Alternativas, el titular de la Federación Argentina de Cooperativas de Trabajadores Autogestionados (Facta) adelantó que espera “llegar a la Defensoría y hacer que ese organismo, que es primordial, defienda los derechos consagrados en la Constitución de todos los que habitan la Ciudad de Buenos Aires; se vuelva dinámico; y que se en función de los intereses de los ciudadanos esté saliendo a la calle y abriéndose a toda la comunidad”.
La Defensoría del Pueblo es un organismo de control autónomo que tiene como función proteger y defender los derechos humanos individuales y sociales de los vecinos de la Ciudad de Buenos Aires; supervisar el desempeño de instituciones estatales y funcionarios; controlar las empresas de servicios públicos y atender las inquietudes de las personas que se sientan afectadas por abusos, negligencias o irregularidades.
“Estamos contentos porque se valora nuestro trabajo y a partir de eso nos postuló el Instituto Movilizador de Fondos Cooperativos (IMFC), con el apoyo de la Confederación Cooperativa de la República Argentina (Cooperar) y de la Confederación Nacional de Cooperativas de Trabajo (CNCT)”, señaló Tonarelli, ex presidente de la cooperativa de trabajo Hotel Bauen.
Este viernes, a partir de las 11, se realizará una audiencia pública para analizar las candidaturas para ocupar el cargo de Defensor o Defensora y los cinco adjuntos que lo sustituyen provisoriamente, cuatro de ellos en forma rotativa y uno como defensor adjunto con la facultad exclusiva en materia bancaria y financiera, mutuales y cooperativas.
Actualmente, la titular es Alicia Pierini y sus adjuntos son Atilio Alimena, José Palmiotti, Gerardo Gómez Coronado, Andrés Elisseche y Graciela Muñiz. Para sustituirlos se presentaron 39 candidatos, nueve de ellos son actualmente diputados porteños y tres son ex legisladores.
“Se ha convertido en un órgano de control casi oculto en el ámbito de la ciudad. No cualquier porteño sabe que existe. Se volvió un organismo endémico y que rara vez se escucha que esté defendiendo intereses o denunciando abusos en los servicios que afectan a los ciudadanos”, expresó Tonarelli, quien recordó además que dentro de la Constitución porteña se promueve la economía solidaria y los intereses cooperativos y mutualistas.

Fuente: Ansol Noticias