SUBEJECUCION Y AMPLIACIÓN DEL PRESUPUESTO

El gobierno de la ciudad de Buenos Aires utilizó una escasa parte de los fondos establecidos en el presupuesto para el subte, la red pluvial, infraestructura escolar y becas en el segundo trimestre del año, según un estudio de la Asociación Argentina de Presupuesto y Administración Financiera Pública (ASAP).
Según este informe, el gobierno porteño utilizó sólo el 23 por ciento del presupuesto que tenía para la ampliación de subtes y nada más que el 22,4 por ciento del dinero destinado a la ampliación de la red pluvial para evitar las inundaciones. Asimismo, las becas estudiantiles tuvieron también una importante subejecución, ya que se usó el 23,6 por ciento del dinero disponible, mientras que en infraestructura escolar se gastó el 30,8 por ciento.
Según el libro “La ciudad empresa”, donde las economistas Carla Degliantoni y Lucía Pezzarini analizan todos los presupuestos de la gestión macrista, el gobierno de la Ciudad lleva subejecutados 6.000 millones de pesos en los últimos seis años. En el capítulo “La orientación del gasto como herramienta de exclusión”, de este libro, las autoras destacan que en materia de infraestructura escolar, en los seis años se subejecutó el 39 por ciento de los 2.000 millones que tuvieron disponibles. En infraestructura hospitalaria, el 38 por ciento. En el Instituto de Vivienda de la Ciudad (IVC) el 37 por ciento de los fondos desde el comienzo de la gestión PRO. Y en el programa de infraestructura de las villas, la subejecución presupuestaria fue del 42 por ciento.
Pese a manejar esta información, el 14 de noviembre pasado, la Legislatura porteña aprobó, a solictud del Poder Ejecutivo, la ampliación del presupuesto 2013 por la suma de $ 1.239 millones. Esta práctica es tan habitual como las subejecuciones presupuestarias denunciadas por el ASAP, pues hace aproximadamente 4 años que se viene llevando a cabo.
La ampliación presupuestaria se debe al incremento de la recaudación tributaria sobre ingresos brutos, sellos, y coparticipación federal por encima de lo previsto. Con lo que se ampliarán los créditos en “Gastos de personal” para designaciones en jefaturas, servicios de urgencia y áreas críticas de planta y servicios anexos en hospitales y responde al incremento del valor de los módulos de enfermería y guardias técnicas, el re-encasillamiento del personal del escalafón general de los tramos técnicos y profesional y el aumento del valor de la hora cátedra del personal docente no formal que integra la planta transitoria de la Dirección general de Promoción Cultural, todos acordados en paritarias.
También, estos fondos se destinaran al adicional por función “control” al personal jerárquico de la Sindicatura General, el pase a planta transitoria del cuerpo de agentes de tránsito e inspectores de la Agencia Gubernamental de Control y el complementario salarial temporario a favor de los agentes de la Administración Gubernamental de Ingresos Públicos, el aumento en las remuneraciones a la planta transitoria afectada al Plan Deportivo Anual y a la Colonia de Invierno y Escuelas Deportivas para personas con discapacidad, en el ámbito de la Subsecretaría de Deportes, todos fijados por resoluciones.
También, se incorporan $ 70 millones por amortización e intereses por la adhesión del GCABA al plan de regularización de deudas previsionales establecido por la AFIP. De igual manera se reflejan obras de infraestructura, como las complementarias del arroyo Maldonado y la ampliación en el relleno sanitario de la Coordinación Ecológica Área Metropolitana Sociedad del Estado – CEAMSE.
La ampliación presupuestaria considera también mayores créditos para obras de mantenimiento de hospitales y del espacio público y para el equipamiento de la Policía Metropolitana en los subterráneos.
“En cuanto a las transferencias, se contempla el refuerzo de la partida destinada a ampliar la previsión del subsidio que se aplica a la tarifa del servicio de transporte subterráneo. Se incluyen, igualmente, previsiones para el refuerzo de distintos subsidios sociales, como “Formación e Inclusión para el Trabajo” y “Ciudadanía Porteña”, fundamentalmente por el incremento en el número de beneficiarios que acceden a los mismos y por el aumento del valor de las prestaciones brindadas”, afirma el jefe de Gobierno en su mensaje a la Legislatura que originó el expediente 2734-J-2013.
En la solicitud de ampliación, el Ejecutivo explica que el pedido no afecta la sustentabilidad de las cuentas públicas ya que el monto solicitado se atribuye al incremento de la recaudación tributaria por encima de lo previsto para el corriente año. En este sentido, “los tributos locales aportan $ 1.146,1 millones del incremento señalado. Por el impuesto sobre ingresos brutos se estiman recursos adicionales por $ 944,3 millones producto de la actividad bancaria y la persistencia del fenómeno inflacionario, que parece estabilizado en tasas cercanas al 2% mensual. Por el impuesto de sellos se proyectan $ 142,4 millones extra, en función del notorio incremento en la venta de automóviles 0 Km y usados y también por lo señalado sobre la actividad bancaria. El aumento en la venta de vehículos, como consecuencia de la búsqueda de refugio de valor por la inflación, genera en el impuesto sobre vehículos aporte $ 31,1 millones más. Otros impuestos locales contribuyen, en menor medida, con el resto de la estimación”. Concluye diciendo en su fundamentación el Jefe de Gobierno porteño que “en cuanto a los recursos de Coparticipación Federal, se estiman ingresos superiores a los previstos oportunamente por $ 92,9 millones en función del ritmo de percepción de la recaudación tributaria nacional sujeta a distribución”.