SIN PRECEDENTES EN LA HISTORIA DE LA PSIQUIATRÍA

El Comité Ejecutivo de la Asociación Psiquiátrica de América Latina (APAL) condenó “la invasión y ataque” contra el hospital público psicoasistencial José Borda, “perpetrado por centenares de efectivos policiales bajo las órdenes de las autoridades del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires”, hecho “sin precedentes en la historia de la psiquiatría mundial”.

En un comunicado, APAL fijó su postura ante la represión de la Policía Metropolitana que hirió a médicos, enfermeras y psicólogos que se oponían a la destrucción de parte de las instalaciones del hospital, y donde también fueron agredidos periodistas que cubrían el ataque policial, y legisladores.

La asociación consideró que “la apropiación indebida de dos hectáreas y la demolición de parte de las instalaciones, destinadas al deporte y la rehabilitación de este nosocomio” son para fines “ajenos a la salud pública”.

Ante la protesta de los profesionales y trabajadores de la salud por “el despojo ilegal”, la policía Metropolitana “reprimió salvajemente”, hecho que APAL consideró “sin precedentes en la historia de la psiquiatría mundial”.

Para los profesionales, este hecho “merece nuestro más absoluto repudio y el de toda la comunidad latinoamericana” y manifestaron su “apoyo y solidaridad con todas la víctimas”.

En especial “con los pacientes, por el severo trauma físico y psicológico sufridos, de consecuencias aún impredecibles y la grave violación perpetrada a sus derechos humanos y los de sus familias”.

El comunicado de APAL está firmado por su presidente Alfredo Cía y por el secretario general Juan Carlos Stagnaro, director del departamento de Salud Mental, de la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional de Buenos Aires.

Fuente: Télam