SANEAMIENTO DEL RIACHUELO

La Defensoría del Pueblo de la Nación presentó esta mañana un informe a la Corte Suprema de Justicia en el que insta al máximo tribunal a “formular un nuevo Plan Integral de Recomposición Ambiental” respecto del Riachuelo.
Según la Defensoría, es necesario “establecer objetivos de calidad del agua más ambiciosos, controlar las cargas contaminantes del sector industrial, implementar una gestión integral de los residuos sólidos urbanos y elaborar un mapa de riesgo ambiental que oriente las acciones en materia de agua, cloacas, vivienda y salud”.
Al cumplirse siete años del “histórico fallo que condenó al Estado Nacional, la Provincia de Buenos Aires y la Ciudad Autónoma de Buenos Aires a recuperar la Cuenca Matanza- Riachuelo”, el Secretario General a cargo de la Defensoría, Carlos Haquim, advierte que, “ahora, se agotó una etapa y es necesario actualizar las herramientas utilizadas para mejorar la calidad de vida y reponer un ambiente sano”.
En un extenso trabajo que supera las 70 carillas, donde se detallan las tareas realizadas, la Defensoría considera que “los resultados, en este momento, han dejado de ser satisfactorios”, al tiempo que “alerta sobre deficiencias estructurales y nuevos problemas que tornan incierto el logro de los resultados que persigue el caso judicial” por lo que reclama “un nuevo Plan Integral de Recomposición Ambiental”.
Por ello le piden a la Corte Suprema que “asuma una nueva intervención en el caso para romper el amesetamiento de las acciones que llevan a cabo las autoridades nacionales, bonaerenses y porteñas, así como ACUMAR y los 14 municipios de la cuenca”.
“Ello a fin de reorientar el proceso y definir una política y gestión ambiental renovadas que, a partir de una estrategia de sustentabilidad, conduzcan a la restitución de los derechos fundamentales en la Cuenca”, se indica.
El informe reconoce que “se pusieron en marcha organismos estatales y políticas públicas tendientes a saldar la deuda ambiental para con este territorio, y se lograron avances en algunos de los principales componentes de su problemática. No obstante, los objetivos establecidos por la CSJN distan de haber sido alcanzados y han emergido nuevos y complejos problemas”.