SALE UBER ENTRA CABIFY

El servicio de transporte Cabify, que al igual que Uber permite solicitar autos con chofer a través de una aplicación móvil, fue presentada oficialmente esta tarde en la Ciudad de Buenos Aires, iniciativa que rechazan los taxistas porteños y que comenzará a funcionar dentro de los próximos 15 días.
“El lanzamiento en el país es sin duda uno de los más importantes de la región y muy estratégico a nivel global. Nuestro objetivo es aportar a la movilidad de las ciudades, utilizando la tecnología para ayudar a reducir la flota vehicular y mejorando así la calidad de vida, trayendo inversión y generando miles de oportunidades de autoempleo”, dijo Ricardo Weder, gerente general de Cabify para Latinoamérica.
Weder comentó que el lanzamiento en la Ciudad “es sólo el inicio de una apuesta de largo plazo que involucra todo el país”.
“Esa apuesta está sustentada en la calidad de los recursos humanos que tiene el país y por eso es que tenemos las más altas expectativas sobre el funcionamiento del servicio. Experiencias anteriores dejaron entrever que los argentinos están muy predispuestos a probar y utilizar alternativas de transporte como la que presenta Cabify”, explicó por su parte Guillermo Minieri, gerente general de la filial local de la compañía.
Entre las ventajas que ofrece Cabify, que a diferencia de Uber “compite contra el auto particular y no contra los taxis”, según Weder, se destacan “las tarifas fijas, la posibilidad de realizar una reserva con anticipación, el servicio de call center 24 horas, el seguro de responsabilidad civil para sus usuarios y la legalidad para operar, establecida previamente al inicio de sus operaciones”, remarcó el empresario.
“Hoy el transporte puerta a puerta es uno de los pocos servicios en los que el consumidor no sabe cuánto va a pagar. Cabify permite saber cuánto cuesta el viaje de antemano y proporciona una opción accesible, práctica y segura”, completó Minieri.
El lanzamiento, que se realizó en el barrio de Palermo y contó con la presencia de famosos como Felipe Colombo y Benjamín Rojas, que compartieron con los presentes tragos y música electrónica, se produjo 10 días después de que la empresa europea lanzara una convocatoria a las personas que quieran trabajar como choferes.
Dirigida a “cualquier persona con licencia de conductor profesional y vigente”, la convocatoria ofrece entre sus principales beneficios el hecho de ser “conductores independientes con la posibilidad de adaptar sus horarios de trabajo y generar ingresos sostenibles”.
Las similitudes con Uber, que continúa prestando servicio pese a haber sido prohibido por la Justicia, motivaron la preocupación de los taxistas, quienes adelantaron su rechazo al desembarco de la aplicación por considerar que “no está legalizada”.
“Estamos rechazando su habilitación”, afirmó el titular de la Asociación de Taxistas de la Ciudad (ATC), Luis Fernández, y sostuvo que “no está legalizado ningún funcionamiento de remis con una aplicación”.
El dirigente cuestionó que la empresa europea “se presenta como una remisería legal, pero el uso de la aplicación no está habilitado para las remiserías en la Ciudad”, y adelantó  que mañana se reunirán en asamblea para “definir los pasos a seguir”.
Con el desembarco en la Argentina, Cabify ya está presente en países como España, Portugal, México, Perú, Colombia, Chile, Panamá, Brasil y Ecuador.