AUTOGESTIONADOS POR SUS TRABAJADORES

Trabajadores cooperativistas del restaurante porteño “Alé Alé” ratificaron hoy “la defensa de la fuente laboral” y se opusieron a “la posibilidad de un desalojo”, en tanto informaron respecto de su situación legal y de los detalles del conflicto en otras tres parrillas.

Los trabajadores, que cumplen tareas como cooperativa, ofrecieron hoy una conferencia de prensa en “Alé Alé”, en la avenida Estado de Israel al 4500, ocasión en la que explicaron la actual situación y se refirieron también al conflicto en las parrillas porteñas “Don Battaglia”, “Mangiata” y “La Soleada”.

Los cuatro restaurantes fueron recuperados por los trabajadores ante la amenaza de cierre en forma de cooperativas, aunque uno de esos lugares gastronómicos enfrenta una orden dedesalojo impulsada por los propietarios del inmueble alquilado.

La cadena pertenece al grupo económico de “Los Chanchitos”, el conocido restaurante del barrio porteño Parque Centenario.

Los trabajadores explicaron que “se acumularon deudas con los proveedores, no se abonaban los aportes, faltaban insumos, había permanentes rumores de cierre y los salarios comenzaron a pagarse con atraso y de forma incompleta, al igual que el aguinaldo”.

En su momento, el personal paralizó las tareas ante la amenaza de cierre de uno de los locales, por lo que decidió la autogestión.

Los trabajadores informaron que la firma estaba en convocatoria de acreedores, con el contrato de alquiler vencido hacía 7 meses.

Los cuatro locales emplean a más de 200 personas, que denunciaron “maniobras de vaciamiento empresario” de los locales, que son  económicamente “viables”, aunque con deudas “impagables”.

“Los empresarios vendieron acciones de los restaurantes, mientras crearon una distribuidora para proveer a las parrillas de insumos. Esa distribuidora -de ellos mismos-, les vendía con sobreprecios”, denunció el personal en la conferencia de prensa.