REHENES

El paro de subtes que desde hace cinco días afecta el traslado de los porteños no solo les hace perder tiempo, llegar tarde a sus trabajos, soportar largas colas en las paradas de colectivos para viajar en condiciones inhumanas, sino que además repercute en su bolsillo.

Los impuestos en la Ciudad han sido aumentados constantemente por el Ejecutivo Porteño, hasta en un 100% para algunos sectores. La recaudación ahora también se destina a pagar los errores del Gobierno de la Ciudad en materia de transporte. Como si los problemas de transito en la ciudad sin subte fueran pocos, desde el lunes el Gobierno Porteño implementó un servicio de micros escolares que trasladan alrededor de 150 mil usuarios de manera gratuita desde el centro de la Ciudad hacia los alrededores.Según Roberto Pianelli, titular de la Asociación Gremial de Trabajadores del Subte y Premetro, los micros escolares cuestan “alrededor de $100.000 por día.

Al respecto, la Diputada Porteña Virginia González Gass dijo “de dónde sale ese dinero es la explicación que vamos a pedir desde la legislatura.” y agregó, “el Gobierno de la Ciudad se desentiende de los conflictos gremiales, y en vez de ser un Estado presente que se sienta a negociar junto a los trabajadores y la Empresa (Metrovías) para solucionar el conflicto cuanto antes, prefiere gastar miles de pesos en micros escolares, no dar la cara, no atender el pedido de los trabajadores, y mentir todo el tiempo diciendo que tiene intención de ayudar en el conflicto”.

Una vez más la negligencia y caprichos del Jefe de Gobierno, Mauricio Macri, que no quiere hacerse cargo de los subtes, perjudican el día a día de los ciudadanos. ¿Hasta cuándo seguirá el conflicto por los subtes?

La legisladora también subrayó “transitamos el quinto día sin subte y este conflicto tiene responsables políticos, no es la justicia quien tiene que encontrar la salida a esta crisis en el transporte publico, esto se soluciona con política que administre, que sea capaz de resolver, por lo que exigimos la inmediata solución a este conflicto, los usuarios somos los únicos rehenes de esta pelea”.