RECLAMO DE LAS ORQUESTAS JUVENILES E INFANTILES

Los trabajadores del Programa Orquestas Infantiles y Juveniles de la Ciudad de Buenos Aires reclamaron ante el Gobierno porteño el incumplimiento de una medida precautelar que ordenó la restitución de su coordinador, Claudio Espector, desplazado en diciembre pasado por el Gobierno porteño.
La medida judicial fue dictada el 15 de febrero pasado por el juez Francisco Ferrer, titular del Juzgado 23, Secretaría 45, en lo Contencioso, Administrativo y Tributario de la Ciudad de Buenos Aires, luego de que Espector fuera separado de su cargo “de manera arbitraria”, tal como consignan los docentes del programa.
“Desde el Gobierno de la Ciudad no sólo no reconocieron la precautelar, sino que tampoco lo organizaron en funciones, por lo que resolvimos realizar un paro el primer día de trabajo, el sábado 15, para denunciar esta situación”, sostuvo Adriana Weschler, delegada y vocera de los docentes de las orquestas.
Además, los docentes dispusieron realizar una asamblea ese mismo día a las 9.30 en la escuela “Banderita”, ubicada en Avenida Antártida y Letonia, en el barrio porteño de Retiro, en donde no descartan definir otras medidas de acción “hasta que Espector no sea puesto en funciones”, sostuvo Weschler.
Las Orquestas Infantiles y Juveniles funcionan en la Ciudad desde hace 15 años,  reúnen a 1700 chicos y 230 maestros. Han actuado en el Teatro Colón, en la apertura del 5º Festival de Tango Independiente y como “teloneros” de orquestas sinfónicas internacionales como la de Daniel Baremboim, entre otro muchos escenarios.
Este programa público está destinado a promover y acercar bienes culturales a través de la formación musical a niños y adolescentes de entre seis y 18 años, en su mayoría de barrios o sectores de menores recursos