PUEBLOS Y VÍAS

El Centro Cultural y Biblioteca Popular Carlos Sánchez Viamonte de calle Austria 2154, presenta la muestra fotográfica Pueblos y Vías de Graciela Suárez.
La inauguración se llevará a cabo el miércoles 25 de junio a las 19 horas y estará exhibida de lunes a viernes de 16 a 20 horas, con entrada libre.

Dice Graciela Suárez sobre su obra: “A esas imágenes me gusta buscarlas lejos de las “grandes urbanizaciones”, saliendo del conurbano, hacia el Sur. Pueblos innumerables, pequeños, con reducida cantidad de habitantes. Lugares que en muchos casos nacieron con el paso del tren, fueron quedando aislados luego de que desapareciera, a manos de los militares y posteriormente el menemismo. En esos pueblos la vida siguió, aunque por otros carriles: mientras muchos jóvenes se fueron, otros quedaron sosteniendo el lugar y su naturaleza como pudieron y buscando destinos laborales sin contar con el tren, que los unía con el resto de la provincia. En otros casos, otros pueblos, donde el tren pasa cada tanto, o ciudades donde la vida se organiza en torno a tiempos más lentos y otras actividades. Vías con trenes, vías sin trenes, andenes sin vías, locomotoras arrumbadas pero en pie, pequeñas plazas y estaciones abandonadas donde es posible ver a niños jugando solos, vereditas solitarias…lugares donde el tiempo parece haberse detenido y sin embargo sigue corriendo… Todas son imágenes de un gran mundo” antihegemónico” que estoy feliz de poder ver. Yo, que me defino, entre otras cosas, como antihegemónica.”

Acerca de la autora: Graciela Suárez nació en Ciudad de Buenos Aires en 1972, aunque sus raíces maternas y paternas son indudablemente tucumanas. Es profesora de Literatura en distintas escuelas de zona Sur del Conurbano y mamá de 5 hijos. Su papá le regaló la primera cámara réflex a los 15 años, lo cual le abrió para siempre los ojos a este tremendo mundo de la fotografía y desde entonces ha realizado distintos cursos, seminarios y salidas. Entre sus intereses, figuran particularmente la fotografía de calle y el retrato. A fines de 2012, inició un proyecto fotográfico que ella define como un viaje largo: se trata de una mirada personal acerca de estaciones de ferrocarril pertenecientes a ramales cerrados por la última dictadura militar y posteriormente el menemismo.