PROYECTO DE LEY PARA DEFENDER AL BORDA

Se presentó hoy, en el salón Montevideo de la Legislatura porteña el proyecto de Ley que protege las tierras públicas de los hospitales Borda, Moyano, Tobar García, Rawson y talleres protegidos presentada por el Pan del Borda, Taller del Tomate, Frente de Artistas del Borda, Nodo de promoción en Salud, Cooperanza, La Cueva, La Colifata, Encuentro de prácticas comunitarias en Salud y la Asamblea en defensa del espacio público.

Esta iniciativa intenta frenar la construcción del Centro Cívico que impulsa el macrismo en los terrenos del hospital Borda, donde la Policía Metropolitana reprimió en abril último a trabajadores, pacientes, diputados y periodistas.

La propuesta, presentada por Debora Baldomá, referente del plan de rehabilitación Pan del Borda en Camino de los Libres, panadería donde trabajan diariamente desde hace 11 años más de 20 pacientes, tiene el respaldo del arco opositor porteño y debe ser debatida por las comisiones de Planeamiento Urbano y Salud de la Legislatura antes de su tratamiento en el recinto.

El proyecto establece que los terrenos donde el PRO tiene planificado levantar el distrito gubernamental que reúna a todas las dependencias oficiales “sean destinados exclusivamente a proyectos de salud pública y salud mental”.

“Queremos que el predio esté protegido por ley para el uso de salud pública mental”, aún si el recurso presentado por el  gobierno porteño sale favorable a la construcción del Centro Cívico en el área que pertenece al Hospital, manifestó Luisina Miniaci, integrante de Cooperanza.

La trabajadora social es una de las coordinadoras de las actividades de dibujo, pintura y música que se desarrolla cada sábado como actividad libre de los internos, en el frondoso parque del Borda, y que la última jornada contó con la presencia de una orquesta de músicos.

Miniaci dijo que el acto de mañana procura “comprometer al conjunto de los legisladores a que voten este proyecto que  protege el uso del espacio dedicado a la salud pública mental, con perspectivas en el avance de la desmanicomialización”.

Los “dispositivos” fueron parte activa de la discusión que llevó a la Ley 26.657, en 2010, que “reconoce a la salud mental como un proceso determinado por componentes históricos, socio-económicos, culturales, biológicos y psicológicos, cuya preservación y mejoramiento implica una dinámica de construcción social vinculada a la concreción de derechos humanos y sociales de toda persona”.

El artículo 9no. de la Ley nacional establece que “el proceso de atención debe realizarse preferentemente fuera del ámbito de internación hospitalario y en el marco de un abordaje interdisciplinario e intersectorial, basado en los principios de la atención primaria de la salud”, orientado “al reforzamiento, restitución o promoción de los lazos sociales”.

El proyecto que se impulsa ahora ante la Legislatura porteña indica que los predios en el polígono delimitado por las calles Ramón Carrillo, Suárez, Perdriel y Amancio Alcorta, en donde se encuentran los hospitales de salud mental Borda y Moyano, el Infanto-Juvenil Carolina Tobar García, el ex hospital Guillermo Rawson y los Talleres Protegidos de Rehabilitación en Salud Mental, son exclusivos para “el uso de salud pública y salud mental del subsector estatal”.

Asimismo, establece la prohibición “en los predios antedichos (de) la realización de obras del denominado Centro Cívico, Descentralidad Administrativa, Distrito Gubernamental” que el jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri, promueve desde hace  años y que en las últimas semanas reforzó con el avance de máquinas topadoras para derribar uno de los talleres protegidos.

El pasado 26 de abril, efectivos de la Metropolitana encabezaron una represión contra los trabajadores que resistían las obras de demolición y que terminó hiriendo a pacientes, periodistas y legisladores que estaban en el lugar.

 “Buscamos ponerle un freno al negocio privado en terrenos que son de un hospital público: la represión puso en discusión el problema de la salud pública y del Borda, que viene siendo vaciado y desfinanciado sistemáticamente desde que subió Mauricio Macri al gobierno”, afirmó Debora Baldomá.

Diputados de los bloques Frente para la Victoria, Buenos Aires para Todos, MST, Proyecto Sur, Nuevo Encuentro, Frente Progresista y Popular, la Coalición Cívica y la UCR, acompañan esta iniciativa.